26 °C San Juan
Sábado 2 de Marzo, 2024
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarioelzondasj.com.ar/a/304895
Quieren justicia por el hijo de la víctima

La emotiva carta de un familiar del camionero asesinado por la Policía

"Todos los funcionarios policiales antes descriptos en vez de intentar parar esta locura, actuar con cordura, preparación y profesionalismo, optaron por callar y participar de una cacería humana contra Fede", ecribió en una publicación un familiar de Federico Orihuela, el camionero acribillado a tiros por un policía en Valle Fértil.

En medio del luto y la indignación que ha generado el trágico asesinato de Federico Gastón Orihuela en San Juan, su familia, especialmente Cristian Arrieta, padrino del hijo del difunto, ha compartido un conmovedor mensaje que refleja el profundo dolor y la búsqueda de justicia por la brutal pérdida. Aseguró que la familia seguirá "hasta las últimas consecuencias"  dentro de lo que permite la ley. 

"Hoy todos quieren saber de Fede, pero yo quiero hablarles de Jonás... su hijito, mi sobrino, mi ahijado, un pedazo de mi corazón. Jonas vive en mi casa paterna, con su mamá (mi hna) y su abuela (Nonina)... en Chepes ... y si bien hace años sus Papás ya no están juntos, Kary (su mamá) y nosotros (su flia materna) supimos poner por sobre todo el inmenso amor que todos tenemos por jonas... Hablaba con su papá por celu cuando estaba de viaje en el camión... El Merceditos rojito que dice Jonas en el guardabarro, y cuando Fede volvía de viaje Jonas esperaba que su papá lo buscara para compartir muchas tardes... las que ambos podían... cuando podían o querían", comentó Arrieta en la publicación.

En la carta, Arrieta habla de Jonas, el pequeño hijo del camionero asesinado. "No se merecía quedarse sin los besos y abrazos de su Papá. Porque lo va a extrañar... Porque no queremos que lo olvide... Porque amaba a su papá con todo su corazón... Porque le arrebataron un pedazo de él, sin razón, sin sentido... Hoy todos quieren saber de Fede, pero yo quiero hablarles de Jonás... su hijito, mi sobrino, mi ahijado, un pedazo de mi corazón...", expresó el excuñado de Orihuela.

Jonas, el hijo de Federico, ahora enfrenta la dolorosa realidad de haber perdido a su padre en circunstancias extremadamente traumáticas. "Jonas ya no tiene a Fede, a su papá, porque Uunos asesinos, lo acribillaron, lo masacraron y actuaron con una saña nunca antes vista en San Juan", continúa el mensaje, que denuncia el accionar violento de funcionarios policiales.

La familia de Jonas promete luchar incansablemente por justicia, para que el sacrificio de Federico no sea en vano. "Vamos a ir dentro del marco de la ley hasta las últimas consecuencias para que se haga justicia. Hasta que todos, absolutamente todos los que contribuyeron con acciones u omisiones, paguen por esta salvajada que hicieron, dejando a Jonas sin su Papá, injusta y brutalmente", afirman.

El mensaje concluye con un llamado a las autoridades gubernamentales, institucionales y judiciales de San Juan, instándoles a estar a la altura de las circunstancias y garantizar que se haga justicia por el asesinato de Federico. "Lo necesita Jonas, que nos tiene a nosotros para defenderlo, para cuidarlo, para amarlo, y para demostrarle que no vamos a dejar que la muerte de su Papá sea en vano. Ya Fede no está y queremos que descanse en paz", finaliza el emotivo mensaje.

La versión de los hechos según la familia

"Lo que sucedió no fue una tragedia, fue un asesinato, una masacre a sangre fría, premeditada desde el comienzo, ya que en ningún momento intentaron reducir en el mismo lugar a quien estaba cometiendo una contravención (Fede tenía una estatura de menos de 1,75 mts. su peso estoy seguro no llegaba ni a 80 kg.), sino que le pidieron que manejara su propio camioncito (como para tener solo una excusa para iniciar la cacería y durante un trayecto de muchos kms (20 aprox), subían la escalada de violencia , vaciando cargadores de sus propias  armas reglamentarias, además de la de uno de sus compañeros,  hasta dar 16 balazos (dieciseis) en el camión (el merceditos rojito que dice Jonás y no anda a más de 60 km /hora) y que terminaron con la vida de Fede, sin el más mínimo remordimiento de quien disparaba, de quien manejaba, de quien iba en el asiento trasero, de quien era jefe de operativo, de quienes iban en otros móviles policiales (patrulleros y motos), de quienes operaban la radio policial, de quienes estaban a cargo de ese operativo, de quien diseñó y ordenó el desalojo del lugar en el que el camión estaba estacionado... porque allí comenzó y debió terminar todo, reduciendo y deteniendo contravencionalmente a quien supuestamente no quería cumplir una orden de la Policía, subiendo y llevándolo (en el patrullero) , trasladando DESPUES y con personal policial el camioncito".

"Pero no.... todos los funcionarios policiales antes descriptos en vez de intentar parar esta locura, actuar con cordura, preparación y profesionalismo, optaron por callar y participar de una cacería humana contra Fede, el papá de nuestro amado Jonás".

Últimas noticias

Ver más noticias