Ladrón sale a robar con un menor y termina en el Penal| Abrir nota completa...
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarioelzondasj.com.ar/a/312613
Investigación exclusiva- Parte II

El negociado de los medicamentos y la política

El desmanejo en la Obra Social Provincia en la anterior gestión dejó deudas millonarias. En este esquema se pagaron cuantiosas sumas por auditorías y servicios que lo único que hicieron fue debilitar la entidad y perjudicar a los afiliados

Por los demanejos de la Obra Social Provincia en la gestión anterior los únicos perjudicados fueron los afiliados

Uno de los agujeros negros que se detectaron es la deuda que dejó el Instituto de Verificación y Auditoría Farmacéutica- IVAF-, del orden de más de 1000 millones de pesos. Este ente que se disolvió en teoría porque era muy caro, tiene dudosa procedencia. Si bien determinamos que estaba ligado a sectores farmacéuticos, fuentes del sector confirman que estaría relacionado con droguerías como Atlántida o Drog Far, esta última ligada en su momento al caso de la mafia de la efedrina. A su vez, estas droguerías tendrían nexo directo con el titular de la Asociación Propietarios de Farmacia, Carlos Otto, y con Mauricio Barceló, primo del ex gobernador Sergio Uñac y titular del Colegio de Farmacéuticos.

De acuerdo a lo que dijeron fuentes consultadas, el IVAF se habría disuelto por un conflicto entre las tres patas que la formaban, - Carlos Otto, Mauricio Barcelo, primo hermano del ex gobernador Uñac, que vinculó la OSP con la droguería investigada por narcotráfico – DrogFar – y la pata fuerte de este entramado UPCN- Luís Russo

Aparentemente, algún conflicto existió entre los tres integrantes de IVAF –  y según fuentes consultas expresaron que UPCN estaba en alguna desventaja. Esto motivó que Pepe Villa se quejara ante Sergio Uñac y eso motivara a su disolución abrupta, lo que generó en buscar aparentemente no nuevos prestadores, sino" al parecer" nuevos socios de este estrepitoso entramado, que ha dejado una millonaria deuda.  

Así es que nace la deficiente y costosa verificación de la firma GMS, donde aparece otro nuevo interlocutor, Daniel López, ex miembro de OSECAC, empresa que le termino costando a la OSP en flete más de 4 millones de pesos por mes. 

Las adquisiciones de los medicamentos a partir de ese momento, todo se habrían realizado por adjudicaciones directas, eligiendo a dedo a los prestadores que parecen más socios comerciales que estratégicos para la administración pública y además habrían empleado o mejor dicho habrían enmascarado todo mediante la Sociedad del EstadoSan Juan INNOVA que nada tiene que ver con la salud, para disimular las contrataciones directas y evitar licitaciones, es decir se habría buscado no cumplir con la ley. 

San Juan INNOVA, a la que se presentan como Sociedad del Estado, cuyo padre putativo, dicen fuentes, se le adjudica al ex vicegobernador Roberto Gattoni, no se sabe a ciencia cierta si terminó siendo un maletín o bien un intermediario. Nadie sabe qué función cumplió, ya que su objetivo tiene que ver con la tecnología e internet, no con contrataciones con droguerías. Quienes figuraban como autoridades de esta sociedad del Estado en la anterior gestión era Gustavo González, presidente y los directores Juan Pellicer, Rodolfo Arroqui y Federico Torcivia.

El pago de auditorías muy costosas e ineficientes fue una de las características de la anterior gestión en la Obra Social Provincia

Testimonios del desmanejo de la Obra Social Provincia
Zonda Diario denunció que el Instituto de Verificación y Auditoría Farmacéutica –IVAF- dejó un pasivo de más de $1000 millones a entidades como ACLISA, Colegio Médico y Asociación Médica Sarmiento. Esta deuda la heredó la Obra Social Provincia y la actual administración evalúa cada una de las recetas que tenía que auditar y no lo hizo el IVAF.

Pero quien dio fuertes declaraciones fue el doctor Carlos Bordes, presidente del Colegio Médico. El dirigente afirmó en el programa que conduce Lila Cosma en Telesol que "el Colegio Médico llegó a tener una deuda de más de $250 millones en medicamentos", reafirmó tal cual lo dijo en su momento a Zonda Diario.  Pero agregó que "la gestión actual no tiene la documentación que certifique que se nos debe esos medicamentos". 

Como institución de la salud privada, afirmó que "yo tengo la certificación que tengo usados esos medicamentos", este faltante de papeles es desde septiembre de 2023 en adelante, de acuerdo a lo que explicó. Este problema se evidenció cuando en la transición entre una gestión y otra, en el momento en que no se entregó la documentación respectiva a las autoridades entrantes.

Bordes explicó que ellos como institución tienen la documentación respectiva, pero no figura la que se entregó en su momento para ser auditada. 

De todos modos, resaltó la predisposición de la administración de Rodolfo Fasoli, al frente de la Obra Social Provincia, que "está dispuesta a recibir este tipo de observaciones y comentarios para tratar de encontrarle una solución".

Agregó que "la documentación que presentamos nosotros ante la nueva administración está certificada por el Consejo Profesional de Ciencias Económicas para presentar nombre de paciente, nombre de medicación que se utilizó y el tiempo que se utilizó".

El pago de la dispensa
En la entrevista exclusiva que dio el doctor Rodolfo Fasoli a Zonda Diario, afirmó que en la gestión anterior también se pagaba una dispensa del 4% a las droguerías con las que operaba.

A raíz de estos cambios en la OSP, Fasoli explicó que no pagan la dispensa que requería el convenio anterior. Esta no es más que un porcentaje que se abonaba por la atención de las farmacias a la hora de la entrega del medicamento. "Es lo que se conoce como logística, que es hacer llegar el medicamento a las farmacias más remotas, pero siempre fue algo que se hizo cargo las droguerías y no la Obra Social". 

Explicó que el pago de la dispensa representaba "muchísima plata", si se considera el volumen total de medicamentos con los que se opera por mes. Esto sin dudas es un ahorro importante si se compara con la gestión anterior "ninguna obra social del país pública o privada, paga ese porcentaje de dispensa", sentenció. Aquí surgen necesarias preguntas; ¿Por qué se hizo, si nadie lo hace, más si no era beneficioso para las arcas públicas, ¿Quién se benefició entonces? ¿Qué arreglos había para dar tan importante suma en concepto de distribución de medicamentos? ¿No había una forma menos onerosa para que los medicamentos llegaran a los parajes más alejados de San Juan? Preguntas que deberían hacerse, entre otros, el Presidente del Tribunal de Cuentas, Dr. Pablo García Nieto, amigo íntimo del ex gobernador Sergio Uñac.

Fasoli explicó que la modalidad de la dispensa "se comenzó a aplicar en el último año de la gestión de Sergio Uñac. Esto implica que si se facturaba $ 1000 millones se tenía que pagar el 4% por este tipo de dispensas, "para que pagaran las farmacias".  A todo esto, Fasoli se quejó de que "tenemos reclamos que las droguerías no le pagaban el monto correspondiente a las farmacias.

Este es el panorama de entramado muy complicado. Tal cual anunciamos en su momento, detrás del desmanejo de la obra social hubo actores que no cumplieron, pero que se enriquecieron. Sin dudas este es el punto, un próximo capítulo, pues hay más documentación que avala lo que se presenta. 

Últimas noticias

Ver más noticias