Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarioelzondasj.com.ar/a/307410
Daniel Pacheco

El especialista en motores que vigiló las aguas argentinas durante el conflicto

Hizo inteligencia a bordo de unos aviones que él conocía de memoria, ya que era inspector de vuelo.  Estuvo rodeando un submarino que estaba en un lugar donde no debía estar. A bordo de esa aeronave vivió momentos de terror cuando realizaron el difícil vuelo rasante. Creen que su trabajo fue clave para repeler el ataque de un submarino inglés en aguas argentinas, que sigue siendo un misterio en la historia del conflicto. 

Daniel Pacheco

Daniel Pacheco, a los 16 años, se fue a la provincia de Córdoba para hacer carrera militar como mecánico de aeronaves dentro de la subespecialidad de motores a reacción. Tenía 22 años cuando comenzó el conflicto. Lo destinaron en la cuarta brigada aérea y estaba a cargo de inspeccionar los vuelos de los aviones n760 de entrenamiento avanzado para todos los pilotos que pasaron por la Fuerza Aérea Argentina.

Como inspector de vuelo, el sanjuanino debía viajar en las naves en misiones que tenían que ver con el espionaje. Recuerda que un mayor dentro de la fuerza armada, durante el mes de febrero, le comentó que creía que iban a entrar en conflicto con Inglaterra por lo que se estaban por cumplir 150 años de la ocupación de los ingleses y no había ningún reclamo y por ley, las Malvinas iban a pasar a ser de Reino Unido.

Daniel Pacheco, en la época de la guerra.

"Era el 25 de marzo cuando me dijeron que tenía que alistarme con dos aviones y me tenía que ir con un técnico y dos armeros para que equipen los aviones. Hicimos base en Mar del Plata  con un cañón de alta performance que tenía el ejército. Al otro día, comenzaron las misiones. Me dieron la orden de hacer inteligencia en las costas argentinas con la misión de controlar buques que no podían estar en la zona de exclusión argentina o a 5 millas de la costa", recuerda.

Así fue que recorrieron toda la costa atlántica Argentina. El sanjuanino acompañaba a los pilotos encargándose del panel de armamento de los aviones de los cuales él era inspector de vuelo, ya que era especialista en motores de inyección.

"Era duro porque casi no se dormía. Pasábamos muchas horas arriba del avión en una situación tensa. Se sentía mucho temor porque cada vez que alguien se acercaba a algo no sabía si era un buque inglés o aliado", rememora el sanjuanino.

A unos 65 km de la costa, durante una misión, Daniel Pacheco y el piloto con el que estaba trabajando detectó algo en el mar. Avisaron a la base que habían visto algo y dieron las coordenadas. "Hicimos el descenso y nos mantuvimos a vuelos rasantes para evitar ser detectados por el radar, nos ordenaron hacer giros alrededor del objetivo. Íbamos muy pegados y a ras del agua fue una situación de mucho temor, creo. Mi cuello estaba estirado como un elástico mirando hacia el objetivo. En ese momento pensás en tu familia y en tus compañeros que ya estaban dando todo en Malvinas, camaradas con los que uno había compartido un almuerzo y había compartido momentos en la Fuerza Aérea", recuerda Pacheco.

"Fueron 20 minutos que para mí se hicieron eternos. En un momento que nos dieron la orden de salir, pusimos el avión al tope y volvimos a Mar del Plata. Resulta que lo que habíamos visto era un submarino", agrega.

El sanjuanino comenta que, días después, las fuerzas armadas argentinas hundieron una nave en el mar. Nunca se supo si era ese submarino, pero siempre creyeron que el aviso que dieron él y su compañero piloto fue clave para detectar esa nave. "Seguimos con las misiones informando de la presencia de buques y de diferentes naves en el mar argentino", agrega.

La reflexión a 42 años

Daniel Pacheco.


"A 42 años de este hecho, creo que lo mejor es buscar una solución diplomática, en la guerra no hay ganador y se genera mucho dolor, se pierden muchas vidas y los veteranos quedamos muy descuidados. Estaban falleciendo tres veteranos por día, muchos tienen problemas psicológicos y sociales. Además, tenemos una obra social que no es buena. Es muy triste porque cuando el veterano va a hacerse atender se deja estar, porque no tiene una atención adecuada porque. Hay mucha burocracia y el hombre termina falleciendo", lamenta.

Daniel Pacheco resalta la importancia del nuevo mapa bicontinental argentino que muestra hasta donde se extiende la soberanía nacional en el atlántico sur.

Ahora, 42 años después de este hecho, destaca el trabajo de la diplomacia Argentina y la labor científica para generar el nuevo mapa bicontinental de Argentina. Que destaca la continuación geológica de la llanura pampeana mucho más allá de lo que se creía antes, dejándonos solamente las Islas Malvinas dentro de este territorio argentino, si no también a las Islas Sandwich del sur, Georgia del sur y todas las Islas que están en esa zona incluyendo parte del mar que da con la Antártida.

Últimas noticias

Ver más noticias