Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarioelzondasj.com.ar/a/300826
de cara al 10 de diciembre

Comienza la transición: ¿Quién será el próximo Ministro de Economía?

En paralelo, otras áreas, como Agricultura e Infraestructura, se preparan para una transición que promete transformaciones sustanciales en la dirección del país.

En el marco de la transición gubernamental, distintas áreas del Ministerio de Economía se sumergen en reuniones técnicas, anticipando el cambio a partir del 10 de diciembre con la asunción de Javier Milei como presidente electo. Aunque el misterio rodea la identidad del próximo ministro, el ex presidente del Banco Central, Federico Sturzenegger, emerge como uno de los nombres más sonados para suceder a Sergio Massa.

Milei, quien asegura tener al candidato estratégico para el cargo, mantiene el secreto para evitar interferencias antes de asumir. Esta demora ha impedido la fijación de una fecha para la reunión con Massa, quien permanecerá en su puesto hasta el cambio de mando.

Uno de los temas cruciales que podría abordar la nueva gestión es un potencial blanqueo de capitales para mejorar las cuentas públicas. Mientras tanto, Massa ha mantenido reuniones de transición con distintos actores, incluyendo al gobernador bonaerense Axel Kicillof, para analizar las cuentas de la provincia de Buenos Aires.

En otras áreas, como Agricultura, ya se están llevando a cabo las primeras reuniones de transición. Juan José Bahillo, actual titular de la Secretaría de Agricultura, se reunió con Fernando Vilella, quien podría asumir el cargo, para coordinar el proceso de cambio.

En el ámbito de Infraestructura, el próximo ministro, Guillermo Ferraro, liderará un súper ministerio que englobará diversas áreas. Ferraro propone un enfoque que busca reducir la participación estatal en la economía, promoviendo la inversión del sector privado. Con un modelo "a la chilena", el gobierno entrante planea abordar el déficit de infraestructura que, según Ferraro, lleva más de 20 años sin resolver. Este enfoque implica un cambio hacia un modelo de obra pública gestionado por el sector privado, con un ingreso mínimo garantizado por el Estado. 

Últimas noticias

Ver más noticias