Dolor en las redes por Fernando, el joven fallecido en un vuelco en Chimbas| Abrir nota completa...
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarioelzondasj.com.ar/a/284197
Ante los jueces

El jefe de seguridad del boliche se quebró al hablar sobre la golpiza a Báez Sosa

El jefe de seguridad del boliche se quebró al hablar sobre la golpiza de los rugbiers a Fernando Báez Sosa.

El jefe de seguridad del boliche se quebró al hablar sobre la golpiza a Báez Sosa.

Alejandro Muñoz, jefe de seguridad del boliche Le Brique, lugar en donde se originó la pelea entre los rugbiers y Fernando Báez Sosa, declaró en el juicio y se quebró ante los jueces al hablar sobre la golpiza que recibió el joven asesinado.

"Nunca vi nada igual, era saña. Hace veinte que trabajo de esto y nunca vi nada igual, todo patadas", dijo Muñoz ante el tribunal, quebrado por el llanto, y agregó que después de ese episodio estuvo "cuatro días sin dormir, en la calle veía que la gente me miraba como si yo fuera uno de los culpables".

Muñoz contó, sobre la pelea en el interior del boliche, que "cuando llegué la pelea ya había terminado. Me lo señalan a Thomsen, trato de sujetarlo solo y me hizo tanta fuerza que tuve que pedir ayuda a uno de mis compañeros para sacarlo. A Fernando, en cambio, lo sacaron tranquilo, no tenía camisa".

 "Cuando llego a la puerta veo a todos los ‘rugby’ y veo que se van turnando para pegar a Fernando: trataban de separar a los amigos y dejarlos a cinco o seis metros. Unos cubrían a los amigos y otros le pegaban a Fernando. Uno que estaba con camisa blanca con rodete (Matías Benicelli) le pegó y Fernando no se levantó nunca más. La daban patadas constantemente. El que más le pegaba fue el chico que saqué yo: Thomsen. Me concentré en él porque, mirá que yo soy grande, pero no lo pude contener", expresó ante los jueces.

Últimas noticias

Ver más noticias