Móvil policial choca a un auto que esperaba luz verde en el semáforo| Abrir nota completa...
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarioelzondasj.com.ar/a/313007
Estados Unidos

Debate presidencial entre Trump y Biden: fuertes cruces y ataques personales

El primer debate presidencial entre Joe Biden y Donald Trump estuvo marcado por un intenso intercambio de ataques personales y discusiones sobre temas clave como el aborto, la inmigración y la economía.

Joe Biden y Donald Trump protagonizaron su primer debatepresidencial este jueves. Los candidatos, sin intercambiar saludos ni estrecharse la mano, se enfrentaron en un acalorado debate que abarcó temas críticos como el aborto, la inmigración y la economía.

Biden, de 81 años, y Trump, de 78, ofrecieron a los votantes una rara oportunidad de ver cara a cara a los dos aspirantes más veteranos a la presidencia de Estados Unidos. Biden, que a veces sonaba ronco, tuvo dificultades para mantener la fluidez en sus palabras durante la primera media hora, mientras Trump lanzaba repetidos ataques, incluyendo varias afirmaciones falsas sobre la inmigración y el aborto.

Bajo presión para demostrar su dominio de los temas y evitar errores, ambos candidatos buscaron un momento decisivo en una carrera que, según las encuestas, lleva meses estancada. Las preocupaciones sobre la edad y la agudeza mental de Biden, así como la retórica incendiaria y los problemas legales de Trump, fueron puntos de vulnerabilidad durante el debate.

A medida que avanzaba la velada, Biden pareció encontrar su ritmo, atacando con más enfoque. Uno de sus momentos más destacados fue cuando se refirió a la condena de Trump por encubrir pagos a la estrella porno Stormy Daniels, llamándolo "delincuente". Trump respondió mencionando la reciente condena del hijo de Biden, Hunter, por mentir sobre su consumo de drogas para comprar un arma.

El tema del ataque al Capitolio el 6 de enero de 2021 también surgió, con Trump negándose a aceptar responsabilidad y afirmando que muchos de los arrestados eran inocentes. Biden replicó con fuerza, acusando a Trump de carecer de sentido de la democracia estadounidense.

Biden también atacó a Trump por permitir la eliminación del derecho al aborto a nivel nacional al nombrar jueces conservadores para la Corte Suprema. Trump defendió su posición, argumentando que devolver el tema a los estados era el curso correcto.

En cuanto a la inmigración, Trump acusó a Biden de no asegurar la frontera sur, permitiendo la entrada de criminales, a lo que Biden respondió que Trump estaba exagerando y mintiendo, citando estudios que muestran que los inmigrantes no cometen delitos en mayor proporción que los nativos.

El debate, transmitido por CNN, se llevó a cabo sin público en directo y con micrófonos que se apagaban automáticamente cuando no era el turno de hablar del candidato, reglas impuestas para evitar el caos del debate de 2020.

Las primeras preguntas se centraron en la economía, con Biden reconociendo el aumento de la inflación pero defendiendo su gestión tras la pandemia de coronavirus. Trump, por su parte, afirmó haber supervisado "la mejor economía de la historia" antes de la pandemia.

El debate se desarrolló en un contexto de profunda polarización y ansiedad entre los votantes sobre el estado de la política estadounidense. Dos tercios de los votantes expresaron en una encuesta de Reuters/Ipsos su preocupación por la posibilidad de violencia postelectoral.

Trump subió al escenario enfrentando múltiples casos penales, incluyendo sus esfuerzos por anular las elecciones de 2020. Biden, en cambio, tuvo que demostrar que sus facultades no se han deteriorado con la edad, enfrentándose a una carrera empatada en las encuestas nacionales, pero con desventaja en estados clave.

El segundo y último debate de la campaña está previsto para septiembre, en lo que promete ser otra confrontación crucial en la lucha por la presidencia de Estados Unidos.

Últimas noticias

Ver más noticias