El negociado de los medicamentos y la política| Abrir nota completa...
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarioelzondasj.com.ar/a/311769
Condena condicional

Impugnarán el fallo que deja libre al joven que mató a Francisco Márquez: "Están infravalorando las pruebas"

Gonzalo Nicolás Castro, el joven que atropelló y mató a Francisco Márquez, recibió una pena de 3 años de prisión condicional, por lo que no irá a la cárcel. Ante eso, la querella impugnará este fallo e insistirán en que se tengan en cuenta las pruebas que demuestran picadas. 

Al frente, Olivera, a su derecha, Sández.

Durante este lunes por la tarde, se vivieron momentos de tensión en Tribunales, ante el fallo que emitió la jueza, Ana Gema Guerrero, de homologar el juicio abreviado y condenar a Gonzalo Nicolás Castro a la pena de 3 años de prisión condicional y 9 de inhabilitación para conducir, tras atropellar y matar a Francisco Márquez. Este hecho ocurrió el 8 de abril del 2023, en Ruta 60 a la altura del ingreso a El Pinar, allí, el fallecido fue embestido por detrás, por el Fiat Uno de Castro, que circulaba a unos 130km/h, según determinaron las pericias. 

Con esta sentencia, el acusado no irá al Penal, pero la querella, representada por el Dr. Néstor Olivera, impugnará. En diálogo con Zonda Diario, el letrado expuso que "lógicamente" irán por la instancia de apelación. "Tenemos 10 días para hacerlo", indicó Olivera. 

Luego de realizar esta instancia, deberá sortearse entre los jueces de impugnación y avanzar sobre el pedido de la querella. Cabe destacar que ya se llegó a esta instancia, tras la negativa de la defensa de Castro, llevada por el Dr. Fernando Bonomo, luego de que la anterior jueza, Celia Maldonado, no diera lugar a los juicios abreviados en dos oportunidades. Por intermedio de la impugnación lograron desafectar a la magistrada y, ahora, con Guerrero al frente, lograron la pena de 3 años de condicional. 

La jueza Celia Maldonado había rechazado dos veces el juicio abreviado, pero tras la impugnación de la defensa, se apartó del caso. 

Esto trajo mucha indignación en la familia, allegados y amistades de Márquez, debido a que insisten en que Castro corría carreras con una Toyota Hilux y, ante ello, pretenden una condena efectiva por el delito de picadas ilegales (con dolo) en concurso real con homicidio simple. 

"Nosotros somos plenamente conscientes que lo que sostenemos es lo que está probado en la causa. Los periodistas han tenido acceso a las pruebas, que hablan claramente de la existencia de una picada. No hay ninguna duda", manifestó Olivera. 

En esa línea, al ser consultado del por qué no tuvieron en cuenta las pruebas que evidencian una carrera en plena Ruta, el letrado expone que fiscalía "se limita a mirar el hecho en el metro cuadrado donde ocurrió el choque entre los dos vehículo". 

E insistió: "en realidad la picada viene desde hace 9 kilómetros atrás. Un testigo estaba frente al Kayak, otro en una rotonda, también las cámaras que ven pasar a los dos vehículos. Están los elementos que hablan claramente de que estaban corriendo picadas. No hay dudas de eso, no entendemos qué otro elemento hace falta". 

 

No hay dudas de que estaban corriendo picadas, no entendemos qué otro elemento hace falta para probarlo

 

"Evidentemente, están infravalorando la prueba aportada", expresó con molestia. Luego, Olivera mencionó que ya trabaja en la presentación de impugnación, mientras la familia de Francisco Márquez está dolida por la sentencia. 

 Las pruebas que indicaron la existencia de picadas 

El registro de cámaras de seguridad. 

Este medio, previo a la audiencia en el marco de esta causa, llegó a algunas de las pruebas que presentó la querella para demostrar la existencia de una picada, por parte de Gonzalo Nicolás Castro, a bordo de su Fiat Uno negro, contra una camioneta Toyota Hilux blanca, que fue evidenciada en las cámaras de seguridad y testigos. 

La querella realizó una pericia y una reconstrucción de los hechos que demuestran la mecánica del siniestro. Asimismo, expuso registros de las cámaras del CISEM, ubicada en la rotonda del Parque Faunístico, donde se ven los segundos previos a la tragedia, mientras Castro iba a alta velocidad, delante de una camioneta. 

Ese suceso, luego, fue constatado con los relatos de testigos, que incluso integran el grupo de WhatsApp, Flameando Bajito, en el que participaba el imputado. 

Allí, se ven mensajes donde piden información si hay operativos en las inmediaciones del Dique de Ullum y luego un mensaje que da aviso del siniestro y los cortes que se generaron por ello. Entre ellos comenzó una discusión interna, debido a que uno expuso el nombre de Castro, al momento de que consultaron quién era el autor. 

"Ya está la cagada, ya está hecha. Lo peor de todo es que se ponen a picar sabiendo que también van motos al costado. Yo de mi parte opino que tendrían que picar en donde se pueda picar, no bajando el dique. Pero bueno, cada uno es dueño de su vida y sus cosas. Nadie va a venir a decir cómo hacer las cosas",  envió uno de los integrantes del grupo.

Luego, otro joven respondió con un audio: "Yo estaba ahí en el Kayak y pasó el loco eso. No juzgo a nadie, pero pasó a la tabla. Venía picando con una Toyota blanca. Pasaron a la tabla y casi se tragaron la rotonda del kayak, casi se tragaron una galope, si doblaron pegadito. Iban a la tabla. Que en paz descanse el chabón de la moto".

Últimas noticias

Ver más noticias