Desarticulan una banda que comercializaba aves exóticas y operaba en San Juan| Abrir nota completa...
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarioelzondasj.com.ar/a/289313
Tecnología

¿A que edad es recomendable el uso de pantallas en los niños?

Claves para prevenir la adicción a las pantallas en los más chicos. 

Academia Americana de Pediatría o la Sociedad Canadiense de Pediatría recomiendan limitar el uso de pantallas

Es habitual que cada vez los más pequeños de la casa quieran pasar más horas delante de unas pantallas que les ofrecen juegos e imágenes de gran atractivo y diversión. Sin embargo, que utilicen estos dispositivos sin ningún filtro en su vida, perjudica su desarrollo, su salud y su creativida. 

La Academia Americana de Pediatría (AAP) recomienda que los niños menores de 18 meses de edad eviten por completo el uso de pantallas, excepto para las videollamadas con familiares y amigos cercanos. Entre los 18 y los 24 meses de edad, la AAP sugiere que los padres elijan programas de alta calidad y vean esos programas con sus hijos para ayudarlos a entender lo que están viendo.

Para niños de 2 a 5 años, la AAP recomienda limitar el tiempo de pantalla a una hora al día de programas de alta calidad y asegurarse de que los padres o cuidadores estén viendo junto con los niños. Los niños de 6 años en adelante deben tener límites claros en el tiempo de pantalla y asegurarse de que el uso de pantallas no interfiera con otras actividades importantes, como dormir, hacer ejercicio y socializar con amigos y familiares en persona.

Cabe destacar que estas recomendaciones son una guía general y los padres deben adaptarlas a las necesidades y circunstancias individuales de su familia.

¿Cómo afecta el uso excesivo de pantalla en los niños? 

El uso excesivo de pantallas en los niños puede tener varios efectos negativos en su desarrollo físico, mental y emocional. Algunos de estos efectos incluyen:

  • Retraso en el desarrollo del lenguaje: Los niños que pasan demasiado tiempo frente a las pantallas pueden tener dificultades para desarrollar habilidades de lenguaje y comunicación.
  • Problemas de atención: El uso excesivo de pantallas puede afectar la capacidad de los niños para concentrarse y prestar atención a otras actividades.
  • Problemas de sueño: Las pantallas emiten luz azul que puede interferir con el sueño de los niños, lo que puede llevar a problemas de insomnio y fatiga diurna.
  • Problemas de salud física: El uso excesivo de pantallas se asocia con un mayor riesgo de obesidad, enfermedades cardiovasculares y problemas posturales.
  • Problemas emocionales y sociales: Los niños que pasan demasiado tiempo frente a las pantallas pueden tener dificultades para desarrollar habilidades sociales y emocionales, y pueden estar más expuestos a la ansiedad, la depresión y otros problemas emocionales.

Por lo tanto, es importante que los padres limiten el tiempo que sus hijos pasan frente a las pantallas y fomenten actividades más saludables y equilibradas para su desarrollo.

Últimas noticias

Ver más noticias