21 °C San Juan
Jueves 2 de Febrero, 2023
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarioelzondasj.com.ar/a/284932
UN AUGE IMPORTANTE

Cuando las peluquerías mutaron a barberías en San Juan

Las barberías de San Juan, paulatinamente, crecen más y hay un cambio de paradigma, además, en la mentalidad de los sanjuaninos que eligen verse mejor.

Esteban Estrada.

En los últimos años, creció la actividad de las barberías de San Juan, debido al auge del cuidado estético masculino. Es así que hay cada vez más profesionales, más locales y cada uno aprovecha para ofrecer lo mejor para los clientes. Asimismo, plantean un lugar confortable y amistoso para quienes quieren desconectarse de sus días malos, además de ir por su look.

En diálogo con Zonda Diario, Esteban Estrada, compartió su experiencia y detalló cuáles son los estilos más buscados por los sanjuaninos. Todo surge desde el exterior y se instala en la provincia. "La peluquería mutó a barbería en San Juan, trayendo gente de Cuba, Panamá,Puerto Rico y se empezó a hacer mucho el degrades, el famoso fade que al cliente le brindó una mayor comodidad en su peinado. Sin embargo, también, te obliga a venir más rápido a la peluquería. Ese corte se deforma a los 15 días, entonces, te hace ir de nuevo a buscar esa comodidad por la cual fuiste un principio", consignó el profesional.

En esa línea, destacó que la peluquería también mutó con estilos europeos, como son french crop o pompadour,"cortes de más estilismo que le dan más forma a la cara y a la cabeza del cliente. Si tenemos una cara más redonda, vamos a buscar algo cuadrado arriba, para que alargue más la cara y ahí va también la barba", explicó el especialista en el tema.

En cuanto a la barba, sostuvo que no es un tema de comodidad. "Hay que mantenerla, peinarla, ir una vez a la semana al barbero. Entonces no va por el confort, sino por el estilismo. Le damos forma a la cara gracias a ella. Podemos darle otra presencia a nuestro rostro", sostuvo.

Cada vez más profesionales

Ante el auge de los clientes, también crece la cantidad de profesionales."Hay muchos chicos que terminan la secundaria y, en vez de estudiar otra carrera, eligen ser peluqueros. Para eso conversamos mucho entre barberos. Estamos convencidos que para estar en el rubro de la barbería, te tiene que gustar, te tiene que apasionar. Llevamos mucho tiempo parados, conversamos con una persona en un lapso de tiempo de 40 minutos a una hora, somos psicólogos y tenemos que brindar un buen servicio. Si lo haces por plata, no te va a gustar, porque no estás acostumbrado a brindar ese servicio", aseguró.

Y añadió que el peluquero debe dejar sus problemas de lado, a la hora de entrar a trabajar."Todo lo ajeno a la peluquería debe quedar afuera y entrar al salón con la cabeza enfocada en dar un buen servicio y hacer sentir cómodo al cliente", enfatizó.

Un cambio de paradigma en San Juan

El sanjuanino en si se caracteriza, en su mayoría, por ser un tanto conservador. Lo mismo sucede a la hora de ir en búsqueda de un nuevo look, con estilos modernos, tal como se ve en estas épocas. Cabe destacar que, además, las redes sociales y los distintos eventos que influyen en una sociedad son importantes a la hora de elegir un corte.

Esteban Estrada al servicio de su cliente, en Baberatto.

"Gracias a nuestros papás, que van cambiando ellos sus formas de pensar, hoy ven distinto el mundo, por ahí un joven le dice al padre que quiere el pelo gris y, hoy en día, no te dicen que no. En nuestra generación se empezó a utilizar mucho el color en el pelo", indicó Estrada a este medio.

"Se está logrando cambiar esos pensamientos y cada vez más eligen estos nuevos estilos", resaltó.

Al servicio del cliente

Muchas barberías se destacan y crecen en clientela por los servicios que ofrecen. Algunas varían en aplicar venta de bebidas, para hacer amena la corta estadía del cliente en el lugar.

Marcos Conturzo en medio de su labor en la barbería Barberatto que impulsó junto a su hermano Ismael.

"Surgió hace bastante tiempo, por querer mejorar el servicio. Por ahí, una persona no viene a la peluquería solo por el corte, lo hace porque se sintió mal en el día, está rabiando, entonces, por una forma de escapatoria dice ‘bueno, me voy al peluquero, a pasarla bien un rato’. Para crear un mejor ambiente se empezó a brindar un mejor servicio, con café, cerveza, que el cliente espere cómodamente también si uno está retrasado con un turno. Debemos hacerlo sentir en un ambiente pleno, que esté contento", sostuvo.

 

"El cliente sí se puede volver un amigo"  

 

Además, destaca que, con las continuas interacciones con aquellos que solicitan un corte, por ahí, llegan a formarse amistades. "Por ahí subo un estado de WhatsApp y ahí tengo a todos mis clientes. Cuando arranqué, tenía mi número personal y otro para la peluquería. Pero me di cuenta que no hacía falta, porque el cliente después sí se vuelve amigo. Te lo encontrás en algún lado, tomas un trago. Hay clientes que por ahí sabende vos, más que tu propio padreo madre, porque están mucho tiempo con ellos", contó.

Argentina Campeón Mundial y promesa cumplida

Como hicieron millones de personas a lo largo y ancho del país, Esteban Estrada junto a su equipo de trabajo, Marcos e Isamael Conturso, decidieron cumplir una promesa por el logro de Argentina en el Mundial.

Argentina Campeón del Mundo y promesa cumplida.

Es así que en la previa de la final, disputada el domingo 18 de enero, quedaban de acuerdo con los clientes para pelarse en caso de la gloria eterna. La Scaloneta triunfó y ellos lo hicieron. Al día siguiente abrieron la barbería para los promesantes, exclusivamente.

"La promesa que teníamos era que nos pelábamos y nos sacábamos la barba. Arrancó antes de que empezara el Mundial. Durante el mes le decíamos a los clientes que lo íbamos a hacer, confiados en que el objetivo se iba a concretar. Ahí se prendieron varios y les dijimos que el servicio iba a ser gratuito", explicó.

"El día lunes 19 vinieron mucho y nos pelamos todos", contó Estrada.

Es mejor entre hermanos

Marcos e Isamel iniciaron juntos esta aventura, junto a Gianni, quien se dedica a tatuar. Luego, se sumó Esteban al proyecto iniciado en Barberatto, ubicado sobre calle Mendoza y José Dolores, en Rawson. Todo comenzó con un arduo trabajo por varias horas y todos los días. 

Usaban la vieja modalidad de atender por orden de llegada y, varias veces, iniciaban su jornada laboral temprano por la mañana y finalizaban a la 1 de la madrugada. Ahora, se organizan por turnos. 

"Gracias a Dios nunca nos faltó nada y tuvimos clientes", expresó Marcos al respecto, mientras que su hermano Ismael también busca seguir creciendo en este rubro. 

Ambos progresaron, desde abajo,  y apuestan a más. Siempre juntos, aunque con objetivos particulares.