22 °C San Juan
Miércoles 1 de Febrero, 2023
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarioelzondasj.com.ar/a/281318
Atentado a CFK

Cristina Kirchner: "me quieren como acusada pero no de víctima"

La Vicepresidenta participa plenario de delegados de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM); "ya estoy resignada", sostiene.

Cristina Kirchner habla sobre la causa del atentado.

Cristina Fernández de Kirchner afirma sentirse "resignada" al hecho de que la Justica no quiere investigar más al respecto sobre el intento de asesinato que sufrió el pasado 1 de septiembre, al considerar que la "quieren como acusada, pero no de víctima".

"Hay una Justicia que no va a investigar nada, ya estoy resignada, me quieren como acusada pero no de víctima. No les sirvo como acusada, pero sí de víctima a ese partido judicial", apunta la vicepresidenta. Ella hace su primera intervención pública despúes de dos meses del atentado que sufrió en la puerta de su domicilio del barrio porteño de Recoleta.

CFK participa de un encuentro organizado por la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) en Pilar, en esta charla recalca "esos presuntos indignados que agredían, insultaban, que tiraban teas encendidas a la Casa Rosada, no eran indignados. Eran gente pagada por empresarios que se identificaron con el anterior gobierno, con el macrismo, alguno de ellos funcionario que endeudó a la Argentina".

No obstante, aclara que "esto no quiere decir que no haya gente enojada por las cosas que pasan", pero retrucó: "Esos indignados que eran reproducidos por la televisión como 'qué indignada que está la gente con los K, con la clase política', no estaban enojados con la política. Recibían millones de pesos para hacer eso".

"A uno de ellos (el referente de Revolución Federal Leonardo Sosa) se le encontró US$50 mil al hacer el allanamiento, así que córtenla con lo de los indignados rentados. No va más esta mentira en la República Argentina", señala la exmandataria.

De esta manera, Cristina Kirchner se refiere a la causa que se lleva adelante luego del fallido atentado que ocurrió en la puerta de su domicilio cuando Fernando Sabag Montiel se mezcló entre sus adeptos y le gatilló con una pistola calibre 32 a centímetros de su cabeza.

Sabag Montiel y su novia Brenda Uliarte están detenidos y procesados por "homicidio agravado en grado de tentativa", causa que está en manos de la jueza María Eugenia Capuchetti.

Uliarte había sido filmada en una de las manifestaciones organizadas por Revolución Federal, en las que llevaron la réplica de una guillotina y arrojaron antorchas encendidas contra la Casa de Gobierno días antes del intento de magnicidio. No obstante, la jueza Capuchetti consideró que no había pruebas suficientes para unificar las dos investigaciones.