22 °C San Juan
Miércoles 1 de Febrero, 2023
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarioelzondasj.com.ar/a/264076

Siete de cada diez brasileños temen ser agredidos por la violencia política

La polarización en la elección brasileña es extrema.

A poco de sos semanas para los comicios, una encuesta de reveló que la mayoría teme ser agredidos "físicamente por su elección política o partidaria". El los últimos días se registraron dos asesinatos de electores de Lula a manos de seguidores de Bolsonaro.

Siete de cada diez brasileños temen ser agredidos durante la campaña para las elecciones del 2 de octubre por causas políticas, dice una encuesta divulgada este jueves por el instituto demoscópico Datafolha, luego de que se registraran dos asesinatos de electores del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva a manos de seguidores del mandatario Jair Bolsonaro.

El sondeo se da a conocer a poco más de dos semanas de las elecciones, consideradas las más polarizadas en números de la historia, con chances de que Bolsonaro pueda convertirse, si es que las encuestas aciertan, en el primer presidente que no puede lograr la reelección desde la vuelta de la democracia.

Preguntados si están con miedo de ser agredidos "físicamente por su elección política o partidaria", el 67,5% respondió afirmativamente en el sondeo de Datafolha, para el que se entrevistó a 2.100 personas en un universo de 130 municipios representativos del país.

Los analistas consideran que el voltaje de violencia en la campaña es inédito desde la primera elección libre y directa de 1989, cuando Lula fue a segunda vuelta contra el vencedor, Fernando Collor de Mello, en un país que dejaba atrás a la dictadura militar (1964-1985).

Autoritarismo y democracia

La encuesta fue realizada a pedido del Foro Brasileño de Seguridad Pública y la Red de Acción Política por la Sostenibilidad y sirvió para comparar con otra de 2017 sobre autoritarismo y percepción de la democracia.

En 2017, el índice de una escala de 0 a 10 de apoyo a posiciones autoritarias era del 8,1, mientras que en 2022 cayó al 7,29.