Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarioelzondasj.com.ar/a/212892

Como cuido mi piel

Antes de comenzar hablar de los cuidados de nuestra piel, debemos tener en cuenta lo siguiente y así obtener buenos resultados:
Primero debemos saber cuántos tipos de pieles existen: Hay cuatro tipos básicos de piel sana: normal, seca, grasa y mixta. El tipo de piel se determina genéticamente.

LA PIEL:

NORMAL está bien equilibrada: no es demasiado grasa ni demasiado seca.
SECA puede percibirse tirante y áspera, con aspecto apagado.
GRASA tiene brillo y poros visibles.
MIXTA tiene de ambas zona T y mejillas

El tipo de piel más común es la Piel Mixta la que tenemos la mayoría de las personas. Se distingue principalmente por ser más grasienta en la zona T (frente, nariz y barbilla) y entre normal y seca en la zona de las mejillas.
Si nos preguntamos cual es la piel más sensible es cualquier tipo de piel: seca, grasa o mixta que reacciona de manera excesiva, más fuerte o más rápidamente a un factor externo o interno que generalmente es bien tolerado por una piel normal.
Una vez identificado el tipo de piel que tenemos procedemos a seleccionar productos libres de alcohol y evita los que contengan ingredientes como aceite mineral y vaselina, pues pueden obstruir los poros.
Es muy importante tener en cuenta que tener piel normal no significa que debes descuidarte.
Otros de los temas que también debemos aprender es a saber qué tipo de sub tono de piel tenemos. Para comenzar a identificar, podemos observar el color de las venas de nuestro antebrazo. Si predomina el color verde, tu tonalidad es cálida. Si por el contrario tienen tintes azules, entonces eres de tonalidad fría.
Lo que debemos tener en cuenta es la textura de nuestra piel, bueno son varios los factores que contribuyen a que la piel tenga un aspecto parejo, incluidos la cantidad de colágeno y de elastina presente en la piel.
Es muy importante la foto tipo que es la capacidad de adaptación al sol que tiene cada persona desde que nace, es decir, el conjunto de características que determinan si una piel se broncea o no y cómo y en qué grado lo hace.
Cuanto más baja sea esta capacidad, menos se contrarrestarán los efectos de las radiaciones solares en la piel.
Viendo todo esto tengamos en cuenta que al elegir el maquillaje se debe identificar primero qué tono tienes y para ello debes de examinar el interior de tu muñeca. Si tus venas son azules, entonces tienes un tono neutral, lo que significa que puedes utilizar todas las bases de maquillaje; tanto las que son frías como las cálidas caso contrario tener en cuenta la foto tipo de la piel.
Siempre ante cualquier duda consulte a su profesional de confianza ellos sabrán guiarla y aconsejarla.

Últimas noticias

Ver más noticias