El delantero colombiano de Boca Sebastián Villa negó ante la Justicia haber agredido a su expareja Daniela Cortés y aventuró que “quizás” las lesiones fueron “provocadas por el botox que ella usaba”.

Villa declaró en forma virtual durante casi dos horas en el marco de la causa que está en curso en el Juzgado del partido bonaerense de Lomas de Zamora, bajo la carátula de “lesiones leves agravadas por el vínculo y por violencia de género”, que establece penas de entre seis meses y dos de prisión y que es excarcelable.

Horas antes de su declaración, el propio juez de Garantías Javier Maffucci Moore había aceptado el pedido de exención de prisión para el futbolista colombiano solicitado por su defensa, encabezada por Martín Apolo, a raíz de la suma a la acusación por amenazas agravadas por el vínculo, que prevé penas de cinco a diez años de cárcel, aunque ésta calificación no pudo ser acreditada.

Uno de los pasajes más importantes de la declaración de Villa se dio en el momento en que la fiscal Verónica Pérez le preguntó sobre las lesiones que presentaba Cortés, de 25 años y también colombiana .

Villa rechazó haber sido el autor y contó que su expareja se aplicaba “botox” y que las marcas podían ser “producto de ese tratamiento”.

Además, el futbolista sostuvo que los chats de whats app que presentó la defensa fueron “adulterados” y que además eran “viejos”.