Victoriano, pequeño gigante

CON 9 AÑOS BRILLA EN EL GOLF

0
348

El joven de Amancay ganó campeonatos locales, regionales, nacionales y marcha primero en el ránking de Cuyo en su categoría. Hoy en cuarentena sigue entrenando en el club y en su fondo. Además juega al fútbol, al ping pong y sueña con “jugar algún día el PGA Tour”, dijo el sanjuanino.

 

Los jugadores adultos lo invitan a jugar con ellos”, cuenta sorprendido su padre Raúl “Coco” Bustos. Con 9 años ya es reconocido por la calle, “ahí va el chico que juega bien al golf. A él lo sorprende todo eso”, continúa.
Su sueño es “algún día poder jugar el PGA Tour (principal circuito estadounidense de golf profesional masculino), como los grandes golfistas”, confiesa.
Se trata del golfista sanjuanino Victoriano Bustos, que con 9 años ya colecciona trofeos en su habitación.
El ‘Pequeño Gigante’, que se encuentra primero en el ranking de la Federación de Cuyo de la categoría Birdie tiene en sus palmarés tres torneos locales y a nivel nacional viajó por segundo año consecutivo al Junior Nacional que se realizó en Buenos Aires. El año pasado obtuvo el primer puesto en todos los certámenes regionales disputados en Amancay San Juan, Andino Mendoza, Bacherie Mendoza, Club de Campo Mendoza, Golf Club y Los Quebrachos, ambos de San Luis.
Los jugadores adultos lo invitan a jugar con ellos, como así también “los chicos que son más grandes que él. Lo invitan permanentemente y le tienen un cariño increíble”, expresa Coco.
En el fondo de su casa tiene un mini campo de golf sintético, con un hoyo y una jaula, “en la cuarentena ahí pude entrenar bien, porque puedo darle bien a la pelota. Hace un mes que volví a entrenar en el club Amancay”.
Victoriano está cursando cuarto grado en la escuela Santo Tomás de Aquino, “quiero ver a mis compañeros, los extraño”, mientras tanto en su casa se divierte “haciendo las tareas de la escuela, al ping pong y al fútbol”. De hecho no se pierde un partido del fútbol de Europa, hasta “se sabe el nombre de los jugadores y los pases actuales”, agrega sorprendido su padre.
En el fútbol se defiende bien en el arco, pero antes cuando era más chico, “nadie me elegía para jugar, me ponían de árbitro y yo de bronca los expulsaba. Un día me pusieron al arco y atajé todo. Entonces ahora se pelean por elegirme, porque atajo bien”, recuerda cuando era niño.
A parte del fútbol, Victoriano juego al ping pong, “con raquetas de tenis y pelotas de telgopor”. Eso sí en sus tiempos libres no faltan los juegos de play, “con mi papá jugamos a un juego de golf y la mayoría de las veces gano yo”, pero Victoriano aclaro que no descuida la escuela “estoy muy concentrado en las tareas”.
Victoriano Bustos, un pequeño gigante que sueña con jugar algún día el PGA Tour.