ECOGAS restituye el servicio pero sin dar una solución definitiva.

Vecinos del Barrio Conjunto III se quejaron por los problemas que tienen con el servicio de gas. Explicaron que desde que les pusieron el servicio de gas se les ha cortado siete veces sin ninguna razón. Los vecinos explicaron que el gas lo instalaron a mediados del mes de junio.

El servicio de gas es esencial para los vecinos que no tienen ningún tipo de equipamiento eléctrico, lo que los pone en aprieto cada vez que se les corta el servicio. El Barrio en cuestión, el Conjunto III se encuentra en Salta pasando Corrientes en el departamento de Capital y es nuevo pues lo entregaron a fines del mes de mayo.

Los vecinos contaron que se les corta el servicio por lo que tienen que hacer el reclamo a ECOGAS. Ante esto, viene la guardia de la distribuidora les restituye el servicio. Pero el tema es que esta situación se repite en promedio cada cinco días, inclusive hay días, como el lunes, en que se cortó dos veces el suministro, de acuerdo a lo que explicaron los damnificados. Explicaron que la situación lleva a que en días muy fríos no tengan con que calefaccionar los departamentos y en algunos casos que no tengan como preparar alimentos.

“Los operarios cada vez que restituyen el servicio hacen firmar a los vecinos que de nuevo tienen el servicio. Sin embargo, no reciben una respuesta de fondo para que haya una solución de este problema”, dijo Mario C. Los habitantes del barrio aducen que desde la empresa ECOGAS dicen que todo está bien y que es problema de la empresa. A su vez desde la empresa constructora sostienen que todo está bien y que es la distribuidora la responsable del problema”.

La realidad es que los vecinos, de momento no saben que hacer pues desde la empresa distribuidora les habrían dicho que si siguen los reclamos le podrían cortar el servicio a todo el barrio hasta que se determine que es lo que ocurre.

Sobre el problema de los cortes del servicio de gas, el interventor del IPV, Juan Pablo Notario afirmó que “en esa obra o en cualquiera donde la prestataria es privada, es auditora durante el proceso de construcción hasta abrir la llave de gas la primera vez. Se hacen inspecciones de las fusiones, de las uniones, de la instalación de artefactos y todo esto lo firma un gasista matriculado. Es decir que cuando hay un problema tiene que responder la prestataria y el gasista matriculado”.

El funcionario manifestó que “nosotros también tenemos ante estos casos una nota por mesa de entrada donde se hace un oficio donde se lleva a cabo el reclamo, si es de varios vecinos mejor”. Agregó que “ante esto hay que llevarle tranquilidad a la gente y es un derecho que la construcción este bien hecha y sobre todo hablando del gas que tenga todas las medidas de seguridad para que no haya ningún tipo de inconveniente dentro de cada una de las unidades”.

Otros problemas
También los vecinos se quejaron porque desde que les entregaron el barrio han tenido muchos problemas de infraestructura tales como cerámicos que se quiebran, cañerías que se tapan, paredes con humedad, por lo que de manera constante tienen que llamar a la empresa constructora para que les solucione estos problemas. Respecto a la empresa los vecinos dijeron que siempre que hicieron planteos de desperfectos vinieron a hacer los arreglos.

Desde el IPV, Juan Pablo Notario manifestó que “en algunos casos aparecen algunos vicios ocultos en la construcción y la empresa constructora tiene que repararlos si o si, de modo que cumpla con las condiciones del pliego que fue lo que se especificó y se pagó en el contrato”.

El funcionario afirmó que “yo cada vez que aparece este tipo de denuncias se transforma en un expediente que hace cargo al que inspeccionó la obra, que es un arquitecto o ingeniero del IPV, y el profesional junto con su jefe que es el titular del departamento de ejecuciones, elaboran un informe que es auditado por otro inspector. Con ese informe auditado se le exige a la empresa constructora hacer las reparaciones”. En ese sentido, el funcionario explicó que este sistema permite que no tengan los problemas que anteriormente ocurrían. “Hoy nosotros hacemos un tipo de control durante el proceso obra, durante la adjudicación y luego de esta que hacen que los problemas se hayan minorizado”.