A pagar. Las Uniónes Vecinales que distribuyen agua potable aumentarían las boletas.

Las instituciones que distribuyen el servicio, al no encontrar respuesta en Energía San Juan y el EPRE al reclamo para afrontar la alta facturación, en diciembre deberán aplicar incrementos.

Escribe: Omar Andrada

La Federación de Uniónes Vecinales Distribuidoras de Agua Potable (FUVAP), como consecuencia de no haber recibido la respuesta esperada de parte del Ente Provincial Regulador de la Electricidad (EPRE), a quién se le solicitó el acompañamiento en la búsqueda de soluciones para afrontar los altos costos de las facturas por el consumo eléctrico, evalúan trasladar los costos a los usuarios.
Precisamente esto era lo que querían evitar por eso habían solicitado que se difiera por seis meses el 50 por ciento de lo facturado por el consumo de las electrobombas subterráneas y equipos de planta de agua potable.
Sin embargo, desde el EPRE emitieron una resolución explicando que el incremento surgió del aumento de los precios de Energía y Transporte desde el Mercado Mayorista adoptadas por el Estado Nacional y que no tiene facultades para modificarlos por lo que propuso que las uniónes vecinales convoquen a asambleas para que los socios expresen su consentimiento para aplicar un prorrateo en las facturas de energìa de cada uno de ellos.
“No es lo buscábamos”, le dijo a Diario El Zonda Sergio Zavala, el presidente de FUVAP. “Ya tenemos un prorrateo desde el 2007, pero como el señor Rivera Prudencio (presidente del EPRE), gestionó para que la provincia a través de un fideicomiso le otogara a Energía San Juan un crédito por 1.900 millones de pesos para que pagar una deuda con Cammesa, pensamos que no iba a ser tan complicado que a nosotros nos difirieran por seis meses el pago del 50 por ciento de las facturas”, aseguró.
“No estamos pidiendo no pagar. Lo que pasa es que la energía nos está llevando toda la recaudación. Hay instituciones que tienen 200 o 300 usuarios y por más que entren en el prorrateo no les queda para pagar sueldos, insumos y demás. No es la solución llamar a prorrateo”, insistió.
“No es solamente pagar energía. Tenemos consumo, reparaciones, mantenimiento, movilidades y hay que pagar Afip. Por ahí pasa la cuestión”, explicó.
Además agregó que para convocar a una asamblea extraordinaria se tarda entre 30 y 40 días para que la aprueben. De ahí hay que ir usuario por usuario pidiéndole el número de suministro de Energía San Juan para cruzar los datos para que ellos puedan hacer el prorrateo en la boleta de la luz. Se va a pasar el año haciendo ese trabajo”, se quejó quién también es el titular de la Unión Vecinal Chimbas Norte.

100mil son los usuarios de agua potable que tiene la FUVAP y que tendrán que pagar el incremento en las facturas a partir de diciembre si así lo disponen las entidades que la componen.

Precisamente la institución chimbera se reunió anoche para determinar el porcentaje del incremento para sus usuarios que comenzará a regir a partir de diciembre. Por su parte, Zavala indicó que la próxima semana se reunirán todas las entidades que conforman la FUVAP para decidir que hará cada una de ellas.
“El fin era no trasladarle el costo dolarizado al usuario pero no nos queda otra alternativa. Además, “la Legislatura también archivó nuestro expediente”, concluyó en alusión a un anteproyecto que presentaron en la Cámara de Diputados pidiendo el diferimiento de pago.

El Dato

La Unión Vecinal Chimbas Norte cuenta con 6.500 usuarios y anoche decidía si trasladaba el costo de las facturas a sus clientes.