Al menos dos dotaciones de Bomberos debieron trabajar y para sofocar las llamas que consumieron una casa prefabricada. El hecho ocurrió en calle Benavídez y callejón Vitaz, en Chimbas, y una familia se quedó con lo puesto, ya que el incendio acabó con lo que había a su paso.
Según las fuentes, Jorgelina Corrales (30) había salido con sus dos hijos y al regresar a su vivienda se encontró con una escena de terror: su hogar estaba envuelto en llamas.
Bomberos Voluntarios de Chimbas y de la Policía de San Juan trabajaron en el lugar e indicaron que el siniestro se originó por un cortocircuito en una de las habitaciones.
Las chispas alcanzaron un colchón y arrasó con todo lo que había allí por la madera que alimentó el fuego. La madre con sus niños perdieron ropa, una cama, muebles y el techo quedó dañado.