El damnificado hizo la denuncia en la Seccional 21. Los policías allanaron una vivienda y detuvieron a la mujer de 65 años. Le secuestraron el objeto sustraído y además le secuestraron varias municiones.

Una mujer de 65 años terminó alojada en los calabozos de la Seccional 21 de Jáchal tras ser denunciada por la sustracción de una billetera. Además de ese delito, le endilgaron otro: acopio de municiones ya que al allanarle la casa, le encontraron varias unidades.

Todo comenzó el sábado 19 de Octubre en la tarde, cuando Jorge Fuentes, fue a una farmacia ubicada en calle San Martín y Sarmiento, de la Villa San José de Jáchal. Allí, el hombre compró remedios para su hijo menor que estaba enfermo, señalaron fuentes policiales. En un momento, Fuentes sacó su billetera para abonar, y sin darse cuenta la dejó sobre el mostrador y se fue muy rápido del local.

A los minutos regresó al lugar y luego de entrevistar al farmacéutico, presumieron que algún cliente la sustrajo. El damnificado no perdió tiempo y realizó la denuncia en la Policía ya que su billetera contenía en su interior la suma de 20.000 pesos, un cheque del Banco Nación por el mismo valor y documentación personal (documento nacional de identidad, licencia de conducir, tarjeta de crédito, tarjeta de débito) y papeles varios. Así fue que el personal policial, a cargo del Crio. Vicente Álvarez, se aboco a la investigación y pudo establecer quien pudo ser el autor de aquel delito, que aprovechó la oportunidad para apoderarse de lo ajeno.

Por orden de la Justicia, los policías allanaron una casa del barrio Bicentenario N° 1, en la manzana “B”. Allí realizaron una minuciosa búsqueda en la vivienda y secuestraron la billetera de Fuentes. Además detuvieron a una mujer de 65 años de edad, identificada como Rosa Mirta Maldonado y la trasladaron a la sede policial.
Además le encontraron varias municiones por lo que también las incautaron y la vincularon a otra causa por infracción al articulo 189 bis, informaron desde la Policía.
El damnificado ya realizó el reconocimiento legal de los efectos secuestrados, y quedó muy agradecido por el accionar policial.