Los titulares del sindicato informaron sobre la actualidad de la empresa en la Subsecretaría de Trabajo.

Todavía no hay nada dicho, pero trabajan en mantener los activos y ordenar todo para conseguir comprador, hasta entonces buscan vender activos para darle dinero a los trabajadores. Escribe: Lucas Laciar.

 

Ayer se reunieron los representantes del Sindicato de Químicos, el apoderado de la empresa y el subsecretario de Trabajo para reafirmar el poder del apoderado Osvaldo Rebollo quien trata de conseguirle comprados a Electrometalúrgica Andina (EMA). Según el Sindicato hay dos grupos interesados en adquirir esta industria.
José Gordillo, titular del Sindicato de Químicos, entidad que nuclea a los trabajadores de la EMA contó que la reunión de ayer fue para presentar uno documentos que reafirman el poder de Osvaldo Rebollo, quien está a cargo de las negociaciones y la auditoría de la empresa para conseguirle comprador y charlaron también sobre las negociaciones para “conseguirle novio” a la empresa.
“Con los posibles compradores estamos en contacto permanente, el tema es que va pasando el tiempo y nos va agarrando la desesperación porque hay compañeros que no tienen para comer. Algunos si han tenido la suerte de poder encontrar trabajo, porque son técnicos especializados, pero no todos. Hay otros que se han puesto en situación de despido y otros que han iniciado demandas laborales”, explicó Gordillo.
Al respecto, el secretario adjunto del sindicato, Mario garcía, profundizó, “sabemos que hay dos grupos interesados en reactivar la empresa y que están muy en contacto con Rebollo, uno es brasilero y otro de Argentina” (según fuentes consultadas por Diario el Zonda, el grupo argentino es el mismo que quiso adquirir la empresa en otra ocasión, a cargo de un empresario de descendencia armenia, no dieron más detalles. El grupo brasilero sería un holding que ya trabaja en este rubro a nivel internacional ).
En tal sentido García destacó, “hay que tener en cuenta que el contexto de la Argentina no es el más favorable, con unas elecciones en puerta y no sabiendo cuales son las reglas de juego que pondrá el nuevo próximo presidente”. Lo que si rescató de este contexto inflacionario es la suba del dólar que ha sufrido Argentina en los últimos meses, “porque les va a generar ganancias a los nuevos dueños, si los hay, ya que es una empresa exportadora en un 90%. Pero todas las complicaciones llevan a que hoy la situación demore un poco más”.
“Lo bueno es que un interesado que quiere comparar la empresa con los trabajadores, es algo que se valora mucho, porque el 90% de los trabajadores le sigue poniendo esperanza en que se pueda reactivar y confiando en el sindicato y la gente nueva que está haciendo las gestiones”, señaló García.

“Lo bueno es que un interesado que quiere comparar la empresa con los trabajadores”, rescató Mario García.

La misión corta y el objetivo final
Mientras se avanza con la negociación para “conseguirle novio”(jerga del ambiente, que quiere decir comprador) a la EMA, el sindicato y el apoderado Osvaldo Rebollo se plantearon un objetivo a corto plazo: “estamos gestionando que se pueda conseguir algo de dinero para darle a los trabajadores a través de la venta de los periféricos que no influyen a la reactivación, como centrales, canteras o materias primas que han quedado en excedente, como cal, carbón etc. Si esto se vende se puede ayudar en algo a las familias que la están pasando mal hasta que se consiga un emprendedor que ponga dinero para reactivar la firma”.

El Dato

El precio del dólar que se disparó luego de las elecciones puede ser un factor clave para tentar a los inversores ya que el 90% de la producción de la EMA es exportable.

Mientras tanto los 220 trabajadores de la firma no cobran nada de dinero desde junio del año pasado, 3 meses después de se apagaran los hornos de la empresa. Habían acordado medio sueldo hasta la reactivación pero no duró el acuerdo. En febrero cobraron 7500 pesos en concepto de deuda gracias a una venta de activos en Buenos Aires. La deuda hasta el año pasado ascendía 700 mil pesos, por trabajador sin la actualización de este año, en junio se cerraron paritarias a nivel nacional”.

 

Reactivación

$500

Son loa millones de pesos que se necesitan para la reapertura de la EMA, según una auditoría que se realizó recientemente