El Gobierno quiere que los precios se retrotraigan al 6 de marzo.

Desde Defensa al Consumidor aseguraron que la idea es generar puntos de acceso para que la gente pueda acceder a estos productos a precio pre-cuarenrtena, teniendo en cuenta los desmedidos incrementos de los huevos en las últimas semanas.

Es conocido el excesivo incremento que han tenido los huevos en todo el país, durante la cuarentena, a pasar de las diferentes medidas que ha tomado el Gobierno nacional respecto retrotraer los precios de los alimentos esenciales, por eso desde la Dirección de Defensa al Consumidor, aseguraron que trabajan para crear puntos de acceso para que los sanjuaninos puedan acceder a los huevos al precio pre-cuarentena.
El titular de Defensa Al Consumidor, Javier González, dialogó con Diario El Zonda, y contó que desde el inicio de la cuarentena, han recibido muchas denuncias por sobreprecios por varios alimentos, pero que últimamente, han incrementado los precios de los huevos por lo que están abordando el tema para garantizar que no haya sobreprecio.
“Estamos trabajando, convocando a los productores del sector, porque es conocido el tema de los huevos y tiene que ver con las estacionalidades y con un aumento del consumo que yo diría que duplica la media anual, es una cuestión de oferta y demanda”, explicó Golzales respecto a tal incremento en el valor monetario de los huevos”.
En ese fin, adelantó que,“estamos en contacto con los productores del sector y la idea es poder generar puntos de acceso, para que la gente pueda obtenerlos al precio del 6 de marzo, que es lo que determina la resolución general 100 de la Secretaría de Comercio del Interior, que retrotrae los precios de los productos esenciales, industrializados o no al 6 de marzo, entre ellos los huevos”.

Salen a controlar, pero todavía no han multado a nadie por sobreprecio de huevos
Gonzales contó que con ayuda de los inspectores de las municipalidades, la Dirección de Defensa al Consumidor, realiza controles en todos los departamentos y que si bien han recibido quejas sobre el precio de los huevos, “no hemos aplicado multas, pero estamos en conversaciones y ellos (productores avícolas) nos han expresado cuál es la realidad del sector. Incluso nos ha llegado un expediente de la Cámara nacional de productores de ese sector, presentado la Secretaría de Comercio de la nación, donde nos han comunicado esta situación, Sabemos que están tratando de llegar a un acuerdo, como estamos haciendo también nosotros que estamos trabajando en el tema”.
En la provincia, los huevos se venden desde 230 a 280 pesos el cartón de huevos por 30 unidades, en las avícolas, pero en los almacenes de barrio, de valer 7 y 5 pesos, dependiendo el tamaño, pasaron a valer 10 pesos y en algunos casos, un poco más.
Pero este medio ha podido constatar que hay vendedores ambulantes que pasar por los barrios vendiendo a 300 pesos el cartón.

¿Estacionalidad o avivada?
A nivel nacional, los integrantes de la Cámara Argentina de Productores Avícolas (Capia) responsabilizaron a la cadena de comercialización por el aumento de los precios al consumidor que se registraron en las últimas semanas.
“En la actualidad los únicos beneficiarios de los incrementos registrados en los puntos de venta son quienes integran la cadena de comercialización, que operan como los verdaderos formadores de precios”, manifestó la entidad en un comunicado.
Según la Cámara, “la demanda de huevos a nivel nacional creció en un promedio del 40% desde el inicio de la cuarentena, lo que provocó un esfuerzo de producción y compromiso excepcional por parte de toda la cadena productiva del huevo, que emplea en el país a 25.000 personas de manera directa e indirecta”.
Por su parte, el presidente de la Cámara Argentina de Productores Avícolas, Javier Prida, comentó que “el productor no es el formador del precio al que se vende el huevo al consumidor en los 50.000 comercios alimenticios del país. Por el contrario, hoy el productor afronta el desafío de sostener el abastecimiento al 100%, con una demanda que creció en un 40%, con costos al alza, menos animales y la baja productividad de los actuales lotes”.