Temen que pacientes lleguen tarde a diagnósticos oncológicos por miedo al coronavirus

EFECTO DE LA PANDEMIA

0
172
“La concurrencia al hospital es compleja, hay que pasar por un triage (se trata de un método de selección y clasificación de pacientes empleado en la Enfermería y la medicina de emergencias y desastres) y un circuito para evitar que los pacientes se contagien entre ellos”, explicó Lirussi.

A tono con lo que pasó en el resto del mundo, la cantidad de consultas se redujo entre un 30 y un 40 por ciento, según estadísticas de diferentes clínicas privadas en San Juan. Especialistas médicos advierten que muchos enfermos crónicos pueden llegar tarde a un diagnóstico oncológico, por temor al contagio o dificultades en el acceso a la salud.

Las patologías oncológicas no le escapan a la regla, aunque desde el comienzo del aislamiento social y preventivo fueron exceptuadas por ser servicio esencial. A nivel nacional, más de diez sociedades científicas consensuaron cómo continuar con las prácticas oncológicas y armaron una guía basada en la experiencia internacional. Sin embargo, a tono con lo que pasó en el resto del mundo, la cantidad de consultas se redujo entre un 30 y un 40 por ciento, según las estadísticas de diferentes servicios de clínicas privadas en San Juan.
Según explicó el médico oncólogo sanjuanino, Mauricio Lirussi, los tratamientos oncológicos en pacientes no han disminuido lo que sí disminuyeron en la provincia son las consultas de pacientes en control. “Son quienes han terminado su tratamiento, muchas veces lo consensuamos por vía electrónica y las hemos aplazado hacia adelante si no había motivo”, indicó Lirussi.
“Creemos que también disminuyeron las consultas de pacientes con sospecha de diagnóstico. Eso quizás lo veamos más adelante con la aparición de casos más tardíos. Notamos la misma cantidad de diagnósticos que el año pasado, en ese sentido no hubo cambios”.
En relación a la cantidad de diagnósticos oncológicos detectados este año, Lirussi dijo que “llevamos adelante el Registro Provincial de Tumores, vamos a los servicios hospitalarios pero este año se suspendió por el tema de la pandemia, por eso no hay datos oficiales en lo que va del transcurso del año”.
La baja en los controles y tratamientos contra el cáncer se explica por dos principales motivos. Según los referentes de sociedades científicas, primero influyó el temor de la gente de salir de sus hogares y el mensaje universal que quedarnos en casa. En las últimas semanas, con las nuevas flexibilizaciones, las prestaciones se reactivaron de a poco. Pero empieza a sopesar otra limitación: las trabas en la circulación entre provincias.
“Las campañas han bajado un poco la intensidad porque fundamentalmente eran los controles de prevención, nos preocupa que hayan bajado porque la prevención significa que el paciente tiene que ir a alguno de los nosocomios y lo que hemos intentado es que no vengan a los nosocomios si no tienen una patología importante sin dejar de pasar información que se ha seguido pasando por medios electrónicos pero no se han mantenido las campañas en pacientes sin síntomas”, explicó el oncólogo.
Agregó que “la concurrencia al hospital es compleja, hay que pasar por un triage (se trata de un método de selección y clasificación de pacientes empleado en la Enfermería y la medicina de emergencias y desastres) y un circuito para evitar que los pacientes se contagien entre ellos”.
En la parte oncológica no ha disminuido la mortalidad en relación al año pasado, aseguró.
A modo de consejo, el médico señaló que “hay que tratar de hacer los controles con conciencia, no concurrir masivamente a los hospitales sino en forma ordenada y ante cualquier duda, hay que hacer la consulta. Si uno puede esperar un poco frente a la situación de pandemia, hay que tratar de no contagiarse. Hablamos de pacientes que no tienen síntomas, que están sanos. Uno debe pensar cuál es el riesgo mayor”.
“Es muy preocupante lo que estamos viviendo. Aunque las prestaciones oncológicas nunca se cortaron y los centros de salud se adaptaron rápidamente a la nueva situación, mucha gente entró en pánico y por miedo a salir de sus hogares no acudía a consulta. Recién ahora estamos viendo un retorno de los pacientes al sistema de salud”.
“Esperemos que esto pase pronto, que volvamos a la normalidad y que las campañas funcionen y se hagan los controles en la gente sana. Hoy es un interrogante de qué hacer a nivel mundial”.

Enfermedades crónicas, con menos controles

Un artículo editorial de la revista científica The Lancet advirtió que la sobrevida en pacientes que tienen algún tipo de tumor puede bajar entre un 5 y un 10 por ciento, según la estadística de países desarrollados que ya transitaron el primer pico de la pandemia. La interrupción en los tratamientos, así como la demora en el diagnóstico precoz, puede tornar inoperable un tumor maligno y empeorar el pronóstico, advierte el escrito.
La baja en los controles y tratamientos contra el cáncer se explica por dos principales motivos. Según los referentes de sociedades científicas, primero influyó el temor de la gente de salir de sus hogares y el mensaje universal que quedarnos en casa. En las últimas semanas, con las nuevas flexibilizaciones, las prestaciones se reactivaron de a poco. Pero empieza a sopesar otra limitación: las trabas en la circulación entre provincias.