Tarifas Eléctricas: En algunas provincias se pagan más del doble

USUARIOS RESIDENCIALES

220

Las diferencias radican en el valor que cobran sobre el precio mayorista de la energía, las distribuidoras. San Juan aparece en cuarto lugar, después de Córdoba, Salta y Santa Fe, en un estudio.

Los usuarios de energía eléctrica en nuestro país pagan tarifas residenciales con grandes diferencias, según la provincia donde habitan quedando algunos de ellos en una situación desigual o desfavorable, “sin que se observen motivos técnicos o económicos que lo justifiquen”, de acuerdo a un estudio realizado por ingenieros de la Universidad Nacional de Río Cuarto.
“No hay países de la región ni de otros continentes en los que se encuentren “disparidades de precios semejantes”, subrayan docentes investigadores de la citada casa de altos estudios, los cuales cotejaron la situación tarifaria y la disparidad de costos, a nivel residencial, en una docena de provincias entre ellas San Juan, junto a Córdoba, Santa Fe, San Luis, Tucumán, Buenos Aires, Salta, Río Negro, La Rioja, Santiago del Estero, Catamarca y Mendoza, las cuales prestan servicio al 75% del total de usuarios del país.
El trabajo del Instituto de Protecciones de Sistemas Eléctricos de Potencia (IPSEP), de la Facultad de Ingeniería fue dado a conocer por Claudio Reineri, profesor responsable de las asignaturas de “Distribución de la Energía Eléctrica” y “Aprovechamiento de las Energías Renovables” de la carrera Ingeniería Electricista, a partir del análisis de las tarifas aplicadas a Usuarios Residenciales, con consumo mensual de 200 kWh.
El trabajo concluye que el principal motivo del alto costo energético para las casas de familias está originado en la incidencia en las facturas del Valor Agregado de Distribución (VAD), un ítem que contempla los costos de transportar y distribuir la energía, más un margen de rentabilidad.
A la hora de medir los costos propios de cada provincia, en $/Kw., Córdoba lidera con 5,52 seguida por Salta con 3, 22, Santa Fe 2,94 y San Juan 2,91.
Para efectuar el cálculo, el estudio evitó contemplar los impuestos y las tasas, lo cual posibilitó a los investigadores comparar las facturas netas con otras jurisdicciones sin elementos que distorsionaran el cálculo. La formación del precio de la energía que paga el usuario, como muchas veces se explicó a nivel local, se compone del precio del mercado mayorista, los impuestos y tasas municipales y los costos de distribución.
Respecto al precio de la Energía en el Mercado Eléctrico Mayorista es casi el mismo para todas las empresas distribuidoras, si bien existen diferencias muy poco significativas originadas en las disparidades en la demanda de potencia y los horarios de tales demandas de las diferentes distribuidoras, las mismas no representan más de un par de puntos porcentuales.
Los impuestos nacionales, también tienen la misma incidencia en todo el país, variando en cambio los tributos provinciales y las contribuciones municipales de una jurisdicción a otra, aunque tampoco representan variaciones importancia en la incidencia.
El otro componente del precio de la energía es el Valor Agregado de Distribución (VAD), en base a los costos, más un margen de rentabilidad, técnicos y administrativos de transportar y distribuir la energía desde el punto de adquisición en el Mercado Eléctrico Mayorista hasta el medidor del usuario. Los Organismos o Entes Reguladores admiten y autorizan a las Distribuidoras la percepción de tales costos y márgenes de ganancia mediante las tarifas y/o cuadros tarifarios promulgados mediante Resolución.
El estudio, destaca que las comparaciones fueron elaboradas con lo que se supone son las tarifas “vigentes” y a partir de las cuales se facturarán los consumos eléctricos de noviembre del corriente año. Algunos cuadros tarifarios han sido actualizados (extendidos hasta inicios del 2020). También se reconoce que algunas distribuidoras, como es el caso de San Juan, han solicitado incrementos tarifarios que aún no han sido definidos o los gobiernos provinciales han expresado la voluntad de mantener las tarifas hasta diciembre del corriente año.