La Policía aprehendió a sujeto tras chocar con un auto previamente sustraído en Rawson. Tras la detención, el joven rompió el móvil policial y amenazó de muerte a los efectivos.

El último sábado, la Policía detuvo a Alejandro Gabriel Gómez Guzmán (21) luego que se estrellara aparatosamente en calle Abraham Tapia a la altura del puente de Ruta Nacional 40, en Capital. El joven conducía un auto, marca Fiat 147 Spazio TR, dominio AKT-484, que previamente había sido sustraído en Rawson.

El vehículo quedó prácticamente destruido a consecuencia del violento impacto. Es que Gómez Guzmán perdió el control del rodado y luego de traspasar el separador de carriles de calle Abraham Tapia, terminó en contramano estrellándose sobre la parte inferior del puente de la Ruta Nacional 40 que pasa por el lugar, explicaron fuentes judiciales.

El rodado había sido sustraído de calle Tacuarí antes España, lugar donde su dueño lo había dejado estacionado. El propietario lo había llevado a eso de las 17:00 a un taller mecánico ubicado en las cercanías para su revisión mecánica. Como el mecánico no tenía lugar para hacer ingresar al auto al interior de su taller, lo dejo en la calle.
A eso de las 22.00 el vehículo desapareció de aquel lugar. Al mismo tiempo se producía el siniestro vial con un auto similar.

Efectivos del Comando Radioeléctrico Central acudieron al accidente y vieron que un sujeto huía pavorosamente del vehículo siniestrado, dejándolo abandonado. Se inició una persecución tras aquel joven que terminó en el barrio Teniente Silva con la aprehensión de Gómez Guzmán. Mientras, el dueño del auto radicaba la denuncia en la Seccional 24.
Las fuentes señalaron que Gómez Guzmán, una vez en el interior de patrullero, comenzó a dar golpear hasta descuadrar la puerta trasera derecha, al tiempo que amenazó de muerte a los policías. El sujeto debió ser descendido del móvil policial para evitar que siguiera agrediéndose y dañara aún más al móvil policial.

Finalmente Gómez Guzmán pudo ser trasladado a sede de Comisaría 3ra. en donde quedó detenido a disposición de la Fiscalía Especializada en Flagrancia N° 3 y en donde aguardará a ser rápidamente juzgado por ante el Sistema de Flagrancia imputado por los delitos de robo agravado por tratarse de un vehículo dejado en la vía pública en concurso real con daño agravado y amenazas.