Sigue preocupando la baja de donantes de sangre en la provincia

A PESAR DE LAS FLEXIBILIZACIONES

El IPHEM cuenta actualmente con un stock de glóbulos rojos entre todos los hospitales de 160 cuando debería tener 250.

En julio pasado se registraron 600 donantes voluntarios de sangre, mientras que en el mismo mes del año pasado hubo 800. También hay hasta un 50 % de ausentismo de quienes piden turno para ir a donar. Mañana realizarán una colecta de sangre en Jáchal con protocolo sanitario.

Tras la cuarentena por el Covid-19 y al igual que muchas provincias, IPHEM San Juan vive un momento complicado, ya que la situación lo llevó a contar con menos de la mitad del stock promedio en unidades de sangre y actualmente, el manejo con los hospitales es moderado.

Alfredo Laplagne, titular del IPHEM (Instituto Provincial de Hemoterapia) dijo que “seguimos muy por debajo de la cantidad de donantes en relación al año pasado, hubo más de 800 donantes en julio mientras que este año hemos tenido 600”.

Según Laplagne, “sigue costando mucho que vengan y que cumplan con los turnos, a pesar de todas las flexibilizaciones y demás, está costando bastante que todo esto mejore. Estamos empezando a hacer colectas, sobre todo los sábados, respetando el distanciamiento social. Mañana (el sábado) vamos a estar en Jáchal trabajando con donantes voluntarios de allá”.

El IPHEM cuenta actualmente con un stock de glóbulos rojos entre todos los hospitales de 160 cuando debería tener 250.

“Estamos trabajando en concientización, invirtiendo mucho tiempo en llamadas telefónicas y watsapps con los donantes voluntarios, el problema es que ahora estamos en un stock crítico que incluso, ya pasó el stock mínimo”, indicó.

“Estamos muy justo con la cantidad de sangre, por ejemplo, para afrontar una situación fuera de lo habitual y sabemos que si pasa algo, vamos a tener que convocar a donantes fuera de horario y trabajar también extendido, pero no queremos llegar a eso. El de ahora no es un stock con el que podamos estar seguros”, agregó.

El sistema de turnos continuará

Segun reveló Laplagne, después de la pandemia, “el sistema de turnos continuará porque nos ha ayudado a organizar parte del banco de sangre y a organizar los donantes para que ellos no demoren más que el tiempo necesario. Hay días que tenemos 50 personas esperando y otros días no hay nadie, el día que hay 50 hay mucha demora”.

El tiempo de atención antes de los turnos era de una hora y veinte minutos; ahora con los turnos ha bajado a cerca de una hora.

El problema es que el índice de ausentismo de los turnos sigue siendo alto, ronda entre un 30 y un 50 por ciento.

“Estamos trabajando en campañas de donación puntuales, tratamos que el número de donantes sea grande, con turnos, distanciamiento, la necesidad de donantes sigue siendo alta, los hospitales están trabajando a un ritmo normal y al tener fines de semana largos como estos la situación puede complicarse”.

En este escenario, los hospitales de departamentos alejados de San Juan, evalúan en profundidad cada caso para determinar si se necesita realmente una transfusión o no.

“Mantenemos la misma situación con hospitales del interior de San Juan y departamentos alejados, justamente por la recesión de asistencia de los donantes. Esos hospitales también están trabajando con la medida de transfundir sangre en casos realmente importantes y tratar de compensar el paciente con otras medidas, sobre todo los hospitales que tienen mayor consumo. Trabajamos con todas las normativas de seguridad sanitaria, necesitamos que saquen turno y que vayan”, detalló Laplagne.

De manera simple, quienes deseen sacar turno para donar sangre, pueden hacerlo al WhatsApp +54 9 2644 17-0406.