“Ser campeón es el único objetivo”

Hockey sobre patines

899

El entrenador de Las Águilas Jorge Otiñano dijo que en nuestro país “somos muy pasionales” y el pensamiento común de la gente es que “solo está bien si ganás”. Por otro lado puso en valor el trabajo de la dirigencia: “Estamos contentos porque no nos falta nada”, expresó.

 

Los números, que son fríos y nunca mienten, dicen algo que muy pocos saben. O que no todos quieren reconocer. San Juan tiene un entrenador que no conoce la derrota. Que cada vez que está al frente de la Selección Argentina, solo sabe ganar. Que logró el 100% de los puntos que disputó en los mundiales, con 74 goles a favor y solo 3 en contra en 12 partidos. Y eso, aunque el mismísimo técnico dice que es “una fuerte presión” para lo que se viene, es una chapa que le cae como anillo al dedo al seleccionado de hockey sobre patines femenino. El hombre, que no es de andar hablando mucho, dice lo justo y necesario con sobrada autoridad… Está más que presentado Jorge Otiñano, el DT que tiene dos títulos mundiales y que en Barcelona buscará reverdecer los laureles que supieron conquistar Las Aguilas…

-Sos el último entrenador que ganó algo en el femenino, pero no estuviste en los últimos mundiales. ¿Qué pensaste cuando te llamaron?
-La verdad que cuando me dieron la noticia, casi me vengo corriendo desde Chile. Me dijeron que confiaban en el proyecto que presenté y eso me puso muy feliz, muy contento y muy orgulloso…

-¿Y qué es para vos ser el DT de la Selección?
-Yo tengo casi 50 años y soy de la vieja escuela. Yo considero que para un entrenador, dirigir la Selección Argentina, es lo máximo… No hay otra cosa igual. Es lo más grande que le puede pasar a un entrenador.

-¿Es decir que eso pesa más que lo económico?
-No se si un jugador pensará igual u otros entrenadores pensarán lo mismo. Es cierto que ahora muchos se rigen por lo económico… por supuesto que cada uno es dueño de pensar y actuar como quiera. Yo estoy muy feliz de estar de nuevo en la Selección Argentina. Para mí es muy importante. Es como el techo de mi carrera…

-Dos mundiales, dos títulos… y ahora qué?
-Sabemos que la presión es muy grande. En Argentina somos muy pasionales. Y como en los dos últimos mundiales no le fue bien a la Argentina, la presión es mayor. Y digo que no le fue bien, porque no se ganó… Es que aquí, en nuestro país, se piensa que te va bien solo si ganás… Yo me formé en un club grande, como es Concepción, y estoy acostumbrado a eso… Solo vale si ganás.

-¿Y eso es bueno o es malo?
-A veces está bien y a veces no. Eso depende de los objetivos de cada institución, o en este caso de cada Selección. Nosotros estamos haciendo todo lo posible para llegar de la mejor manera a los Roller Games, sabiendo que somos la Selección Argentina, sabiendo que somos candidatos y sabiendo que somos un equipo que aquí tiene mucha presión… Pero también tenemos los pies sobre la tierra y sabemos que vamos a enfrentar a los actuales bicampeones del mundo en su casa y con toda su gente.

-¿Con este equipo empezó el recambio?
-Yo creo que un entrenador no tiene que pensar si hay o no recambio. Uno tiene que pensar en que tiene que llevar lo mejor. Así sea que tiene que llevar un jugador con 43 años, como es el caso de David (Páez) en la Selección Senior o una chica de 18 años como es el caso de Adriana Soto… Uno tiene que llevar lo que considera que es lo mejor. Si eso es recambio o no, es otra cosa. Yo pienso que uno tiene que llevar lo mejor que hay en el momento. Y eso es lo que tendrá la Selección que yo dirijo…

-Será un equipo con oficio, con experiencia, que sabe de mundiales…
-Hay dos chicas que están jugando en Europa, que son Adriana Gutiérrez y Daiana Silva. Y ahora se sumó Lorena Rodríguez, que es una satisfacción muy grande para mí que aceptara ser parte de este equipo…

-¿Estás conforme con el trabajo que se hizo o todavía falta?
-Todavía no llegamos al nivel que se logró para el Mundial de Francia. Pero para eso son estos días, para poner a punto algunas chicas que no estaban bien en lo físico y que les falta algo en lo técnico… Pero sabemos que el equipo que llevaremos será un digno representante y que nuestro objetivo no es ir a disputar un Mundial, sino tratar de lograr lo que conseguimos en 2014.

-¿Qué te deja tranquilo y qué te preocupa?
-Me deja tranquilo que todas las chicas están bien, que no hay lesionadas, que todas están a disposición del cuerpo técnico y que los dirigentes nos dan todo para trabajar tranquilos. Y lo único que me podría incomodar es la localía y los arbitrajes. Pero eso es algo que se habla con los jugadores, porque te pueden cobrar cualquier cosa… Pero si hacemos las cosas bien, nosotros tenemos que estar muy tranquilos sin depender de lo que puedan llegar a cobrar los árbitros. Aunque eso, en realidad, te puede pasar acá en San Juan o en cualquier otra parte del mundo… Por eso, insisto, hay que hacer bien las cosas para evitar problemas.

-¿Vas a recuperar el título?
-Va a estar difícil, muy complicado, pero ese es el único objetivo que tengo como entrenador.