Operativos. La Policía podrá secuestrar los autos de quienes circulen sin autorización.

La decisión fue tomada por la Fiscalía General de la Corte y rige desde ayer lunes. Para recuperarlos, los infractores deberán pagar las costas judiciales que fije el juez.

La Policía de San Juan está habilitada desde ayer lunes para secuestrar todos los vehículos que circulen sin autorización, violando la cuarentena establecida por el Gobierno Nacional y a la que se adhirió la Provincia. La medida fue dispuesta por el fiscal General de la Corte, Eduardo Quattropani.
El fiscal coordinador de Flagrancia, Daniel Guillén, indicó que el domingo pasado el fiscal General emitió una resolución que fue notificada a la Policía de San Juan en donde “solicita que se le secuestre los vehículos, ya sea autos, motos o bicicletas, a aquellas personas que no cuentan con autorización para circular o no puedan justificar dicha circulación, infrigiendo el decreto Presidencial que establece la cuarentena obligatoria”.
“Además solicitó a los fiscales del fuero de Flagrancia que en audiencia le pidan al juez que fije el pago de costas por los gastos ocasionados por dichos infractores al sistema. Mientras no paguen dichas costas, los vehículos quedarán en calidad de secuestro, una vez que paguen se les devolverá”, explicó Guillén.
Hasta antes de dicha resolución, la policía labraba un acta cuando encontraba una persona manejando un vehículo sin autorización, se lo acompañaba al domicilio, se lo detenía ahí y luego se realizaba la audiencia, en donde se le dictaba o no sentencia condenatoria, pero no se solicitaba el pago de costas por los gastos efectuados por la autoridad policial y judicial.
Por otra parte, el fiscal señaló que desde que comenzó la cuarentena, en el marco de la competencia que tiene Flagrancia, se han detenido a 164 personas, 46 entre el sábado y domingo pasado. Del total de detenidos se condenaron a 77, 70 fueron de cumplimiento condicional y 7 fueron con prisión efectiva.