Un adolescente de 16 años murió en Guaymallén tras recibir un disparo accidental en la cabeza de un arma de fabricación casera. El trágico episodio ocurrió cerca de las 18 en el patio de una vivienda ubicada en calle 2 de Mayo al 10.300 del distrito Los Corralitos.

Según informaron fuentes policiales, un grupo de menores se encontraba “jugando” con una “tumbera”. De acuerdo a lo que contó luego uno de los testigos, mientras manipulaban el arma de fuego escuchó un disparo. Al salir al patio observó que uno de sus amigos yacía en el piso con una herida en la cabeza. Cuando una comisión policial llegó al lugar, alertada tras un llamado a la línea de emergencias 911, los uniformados sólo pudieron constatar que el muchacho estaba sin vida.