Durante la mañana de este domingo, la Policía trabajó intensamente en una vivienda del barrio Buenaventura Luna, en Rawson, donde un hombre decidió atrincherarse.

Había tomado un cuchillo y amenazaba con matar a su propio hijo, un pequeño de apenas 5 años de edad. Tras varias horas de negociación, los especialistas de la fuerza de seguridad consiguieron que aquella persona depusiera su actitud y se entregara. Desde la Policía informaron a Diario El Zonda, que todo sucedió en una casa ubicada en calle Vidart, entre Quiroga y Felix Luna.

Efectivos de la Comisaría para la Mujer se acercaron a cumplir con una medida judicial que indicaba que debían llevarse al chico ya que su mamá había radicado una denuncia por violencia en contra de su pareja que fue identificada como Félix Olmos. El hecho causó el descontrol del hombre, quien se encerró, tomó de rehén al niño y comenzó a amenazar con agredirlo. El Grupo GERAS, acudió al lugar y tras casi 4 horas de diálogo y negociación con Olmos lograron que se entregara. El chico salió ileso.