Empezó ayer y se realizará cada jueves hasta fin de año, en varios puntos de la red de cloacas de la capital provincial.


En Salta, la toma de muestras y el análisis de aguas residuales para detectar la presencia de coronavirus, con el fin de identificar zonas de aparición del COVID-19 y alertar al sistema sanitario, comenzó este jueves.

Fuentes gubernamentales informaron que la misma se lleva a cabo en el marco de una investigación encarada por especialistas del Conicet, que resultó de la convocatoria nacional de Propuestas para la Mitigación y Control de los efectos de la pandemia, y que se realizará cada jueves hasta fin de año, en varios puntos de la red de cloacas de Salta Capital.

Se trata del proyecto de “Determinación de SARS-CoV-2 en aguas superficiales y residuales de Salta – Evaluación Cuantitativa del Riesgo Microbiológico”, que dirige la ingeniera química y doctora en ingeniería con orientación en Biotecnología, Verónica Rajal, de la Universidad Nacional de Salta (UNSa).

Este proyecto de investigación fue uno de los dos trabajos salteños y 64 de todo el país seleccionados por la Agencia Nacional de Promoción Científica y Tecnológica, entre otras 980 iniciativas, para la financiación total de su desarrollo, en el marco de una convocatoria nacional que surgió en marzo pasado.

Las muestras serán analizadas en el laboratorio de agua y suelos del Instituto de Investigaciones para la Industria Química (Iniqui), dependiente del Conicet, en la UNSa.