Salas velatorias implementan protocolo para servicios fúnebres

ANTE MEDIDAS OFICIALES

154
Según explicaron desde Cochería San José, se acuerda con el familiar el traslado, a través de una unidad especial para evitar la circulación de autos de acompañamiento y que se sumen más familiares.

Ya no hay concurrencia en los sepelios y en el cementerio solamente puede ingresar una sola persona. Desarrollo Humano continúa asistiendo a personas de bajos recursos en conjunto con Municipios evaluando caso por caso.

Despedir a quien fallece, desde siempre es el momento más doloroso y convoca a familiares y amigos. Pero en estos tiempos de coronavirus, cualquier aglomeración de gente puede ser un vehículo de transmisión para el virus. Las salas velatorias y cementerios no son la excepción.

Hasta antes de decretarse la cuarentena, el Ministerio de Desarrollo Humano asistía a personas vulnerables, les facilitaba el sepelio a través de algunos municipios que prestaban sus salas velatorias a quienes no tenían ingresos para salas velatorias. Este servicio se encuentra suspendido.

Según fuentes de Desarrollo Humano, “en el caso de personas de bajos recursos que no cuenten con ingresos para el servicio se continúa con asistencia directa del Ministerio y se articula con los Municipios que cuenten con espacio en los respectivos cementerios, siempre y cuando no sea el coronavirus la causa del fallecimiento”.

Protocolo para servicios fúnebres

Por otro lado, desde Cochería San José advirtieron que los servicios fúnebres ya se realizan de acuerdo a los protocolos de las autoridades.

La persona solicita el servicio, se le toman los datos. Luego el cuerpo queda en la sala sin la concurrencia de familiares, alegados ni conocidos. Se acuerda con la familia hasta que acuerdan en el cementerio para hacer la inhumación. Ya no hay concurrencia en los sepelios. En el cementerio tampoco hay concurrencia de público, solamente puede ingresar una sola persona.

Según explicó Mario Castro, se acuerda directamente con el familiar el traslado, a través de una unidad especial para evitar la circulación de autos de acompañamiento y que se sumen más familiares. “Va un solo móvil de la empresa hasta el cementerio, donde un rato antes se encuentra el familiar para seguirnos desde su movilidad privada si gusta acompañar. Al llegar al cementerio termina la prestación”.

Castro agregó que “es de público conocimiento y en caso que alguna persona no lo acepte, le mostramos el decreto presidencial donde se establece que no puede haber concurrencia de público. En general, la gente se está acostumbrando pero costó un poco al principio”.

Muerte por coronavirus

Si llegara a haber fallecidos por coronavirus en San Juan, se impartirán normas desde el sanatorio, clínica u hospital respectivo. Al igual que en otras provincias, el procedimiento implicará sacar al cuerpo en una bolsa mortuoria (judicial), colocarlo en el ataúd, soldarlo y trasladarlo al crematorio. “Nos tenemos que regir con un protocolo de salud”, advirtió Castro.

Cada empresa fúnebre tiene aproximadamente un promedio de 100 servicios fúnebres al mes en la provincia.