29 C
San Juan
sábado 16 enero 2021
Inicio HISTORIAS RETROCEDER NUNCA, RENDIRSE JAMÁS

ELIANA NIEVAS

RETROCEDER NUNCA, RENDIRSE JAMÁS

La entrenadora pasó la cuarentena con la incertidumbre de no tener trabajo presencial, sufrir dos robos, criar sola a sus tres pequeños hijos y atravesar un difícil tratamiento para ganarle a la leucemia.

Si de luchar y vencer a las inclemencias de la vida se trata, Eliana Nievas tiene un amplio entrenamiento. Con 33 años, tres hijos a cargo, dos robos sufridos en su casa de Santa Lucía, una leucemia crónica que casi se la lleva de este mundo y la incertidumbre de perder su trabajo presencial durante varios meses, Eliana ya no le tiene miedo a nada.
Luego de vender gran parte de sus pertenencias para poder pagar el alquiler, la entrenadora se mudó a Capital el año pasado junto a sus pequeños Isabella de 8, Paloma de 4 y Persio de casi 3 años. “Me dedico a lo mismo desde hace 17 años, trabajé hasta hace poco en un club de entrenamiento funcional de modo presencial hasta que la pandemia me obligó a reinventarme y a conocer las clases online, a través de zoom y las redes sociales haciendo clases en vivo. Fue todo un desafío”, señala.
En cuanto a la cuarentena, Eliana la pasó por momentos bien, pero otros no tanto. “De estar con tres chicos, una vida activa entre colegios y deportes a pasar a quedarte 24 horas encerrados era muy desafiante. La mano de María Antonia, una amiga de Colombia que estuvo hospedada en casa, lo hizo un poco más dinámico y divertido. Transmitir clases en vivo desde casa fue un plus para que la cuarentena se pase un poco más liviana y entretenida”, destaca.
Sin embargo, dos robos en su casa de Santa Lucía, la convencieron que no era el lugar más seguro para ella y sus pequeños. Decidió vender gran parte de sus cosas, incluida una computadora que usaba para trabajar para mudarse a un departamento en Capital.
“Ahora estoy por cambiar mi trabajo, me voy a alejar del club en el que estoy desde hace 8 años, quiero emprender mi propio club de entrenamiento funcional, es mi sueño a futuro y le pongo mucho esmero para realizarlo. Me dedico exclusivamente al entrenamiento y acompañamiento de las personas a una mejor calidad de vida”, indica Eliana.

Volver a vivir
Hace casi tres años le diagnosticaron leucemia linfática crónica, una enfermedad que afecta los glóbulos blancos. “Generalmente no se detecta, ni tiene síntomas, la persona puede pasar mucho tiempo con ella y no se da cuenta. Es una enfermedad que les da en general a las personas de la tercera edad. En mi caso, tuve varios síntomas que me llevaron a hacerme controles”.
“Justo al nacer Persio, hacerme cesárea y ligadura, se detectó en forma más profunda y empecé con la medicación. Hoy en día estoy estable, pero al principio me costó mucho, fueron meses bastante complicados de medicación y de tener que alejarme de mi trabajo. Pero la actitud y las ganas de seguir con esto me ayudaron un montón. Ahora lo llevo muy bien, ya terminé el tratamiento más invasivo, sigo con hierro, vitaminas, buena alimentación y siempre con el movimiento, la actividad física, para poder seguir acá y ser más duradera”.
En cuanto a anécdotas, hay muchas. “Una vez fuimos a hacer unas fotos a Zonda y Ullum de clases de spinning. La idea era llevar las bicis pero no imaginamos que había que subir una montaña para hacer las fotos desde arriba con las bici fijas cargadas al hombro. Fue durísimo. Nunca nos imaginamos que podíamos hacer eso en la vida, hasta el día de hoy me acuerdo y no lo puedo creer”.
Para Eliana, lo que más necesita la gente después del año pasado es “sentirse acompañada y ser más escuchada, los entrenadores hoy en día, también somos agentes de salud; es un privilegio tener un club de entrenamiento abierto y que la gente pueda ir, descargarse, liberarse y ser más escuchada”.

 

Siguenos por

31,974FansMe gusta
238SeguidoresSeguir
3,414SeguidoresSeguir
0suscriptoresSuscribirte

Últimas Noticias

- Advertisement -
WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com