22 C
San Juan
lunes 29 noviembre 2021
InicioSOCIEDADCULTURARamiro Soler: Con el ritmo en la sangre

Ramiro Soler: Con el ritmo en la sangre

-

El artista sanjuanino asombra en las calles de Córdoba con su “baldería” de elementos reutilizables y sueña recorrer el mundo.

Ramiro Soler nació en Rivadavia, vivió su infancia en el barrio Natania 4. Músico, percusionista, toca la batería desde los ocho años pero está conectado con el instrumento desde los seis, cuando su abuela le regaló sus primera baquetas.
Siempre estudió de manera autodidacta. Tomó clases con profesores particulares y cursó dos años en la Escuela de Música.
Cuenta que llegó a Córdoba con una banda de rock sanjuanina y se quedaron a vivir en Villa María donde hay una universidad de música popular. “Llegué con la música, siempre con la música”, destaca.
Su mayor desafío artístico apunta a “llegar a la gente con un mensaje claro, poder recorrer el país, y luego América”.
Durante la época de cuarentena el año pasado, Ramiro estaba en Brasil. Después volvió a San Juan donde tuvo que ir a diferentes bares a “hacer gorra”, porque no lo dejaban tocar en la Peatonal. “Toco en todo el país y la gente siempre me tira muy buena onda, el único lugar donde no puedo tocar es mi provincia y por este tipo de cosas es que no vuelvo, pienso que está muy desgastada la cultura en San Juan”.
“Me reinvento siempre tocando en la calle que me ha dado todo, cambiando de lugar porque siempre toco en la peatonal”.
Su trabajo musical consiste en hacer percusión con elementos reutilizables como botellas de vidrio, baldes de plástico, una pava, una plancha para hacer hamburguesas y las tradicionales uñas de cabra son los objetos que utiliza para hacer música.
Su estilo de denomina “baldería”: “No está inspirado en nada, junté cosas que tenía en casa, me fui a la peatonal de Villa María y la gente se re copó. Después me puse a ensayarlo, lo mejoré y es lo que toco hoy en día”, señala el artista.
Cuenta que se presenta en los espacios públicos de la ciudad hace poco menos de un año. “Para mí, hacer música en la calle implica muchas cosas, sobre todo un compromiso y un desafío que vivo día a día. Un trabajo en contacto con la gente”, resume.
Destaca que logró una independencia económica y que ya no depende de tener un trabajo de ocho horas durante seis días de la semana, “tampoco me hace falta ser empleado de nadie para poder vivir y así puedo continuar tranquilo con mi carrera y los proyectos que me he planteado en la vida”, indica.
Esta nueva experiencia de ser artista callejero lo ha llevado a viajar por diferentes provincias (estuvo hace poco en Catamarca) y la posibilidad de emprender un viaje más extenso hacia el norte del país.
“Es un gran cambio pasar de tocar en un escenario convencional con luces y una batería con todos los accesorios, a presentarse en la calle con la baldería”, expresa sobre esta doble faceta.
Como baterista, Soler se desempeña actualmente en la banda de Matías Pérez y el proyecto Chamán Chamán, ambos de Villa María y de los que tiene varios videos en YouTube e Instagram. Entrá y conocelo.

últimas noticias

La lluvia tapó la Bombonera y suspendió el juego

Las intensas lluvias que afectaron el campo de juego de la Bombonera obligaron al árbitro Patricio Loustau a postergar el partido que Boca y...

“Emociona correr en casa y ser subcampeón”

Por protocolo solo podía ir al podio el puntero del campeonato para recibir su premio, pero el camino de Tobías Martínez desde que el...

Mauricio Páez, ganador en Rivadavia

El mendocino se quedó con la edición 19 del Circuito Carlos Escudero que se corrió en el oeste sanjuanino. Rubén Ramos y Hugo Velázquez...