Hoy a las 15:45 en Dortmund la selección de Scaloni se medirá ante los teutones luego de 5 años. La última vez que se vieron las caras fue post mundial de Brasil, ensayo en el que Argentina vapuleó 4-2 a los campeones de Brasil.

 

 

Tan sólo cinco años después de verse las caras en la final mundialista y un poco menos de la última vez que se vieron las caras en un amistoso (ganó Argentina 4-2), apenas quedan restos de aquel partido en los seleccionados de Argentina y Alemania, que hoy a las 15.45 en Dortmund pondrán a prueba en qué estado están sus respectivos procesos de renovación.
El seleccionador argentino Lionel Scaloni, una vez confirmado en su puesto para los clasificatorios mundialistas, tiene la oportunidad de seguir sumando crédito para su proyecto ante una Alemania a la que se le acumulan las bajas.
Tampoco podrá contar con los jugadores de River y Boca, clubes embarcados en las semifinales de Copa Libertadores.
Del plantel disponible, sólo tiene a un jugador de la Superliga argentina, el volante Nicolás Domínguez (Vélez), otra figura en ascenso.
Entre las caras nuevas, están el volante Nicolás González (Stuttgart, Alemania). Otro es Matías Monito Vargas (Espanyol de Barcelona). También podría ser una buena ocasión de descubrir a Leonardo Balerdi, el joven central de 20 años formado en Boca Juniors que juega en el Borussia Dortmund.
Estos jugadores se unen a los jugadores llamados a liderar la Albiceleste junto a Messi y los sobrevivientes de la vieja generación (Marcos Rojo y Nicolás Otamendi): Lautaro Martínez (autor de tres goles en la victoria 4-0 sobre México en septiembre), Nicolás Tagliafico, Leandro Paredes, Rodrigo de Paul, Marcos Acuña, Germán Pezzella, Renzo Saravia, Juan Foyth y Paulo Dybala, si el mediapunta de la Juventus es capaz al fin de explotar con la Albiceleste.
Todos ellos ya estuvieron en la última Copa América y, algunos incluso, tienen también la experiencia del Mundial-2018.
La de Dortmund será también una buena oportunidad para Agustín Marchesín, el arquero que lo está haciendo muy bien con el Oporto, de demostrar que puede ser una alternativa a Franco Armani, ausente por los compromisos con River Plate.
Argentina y una prueba de fuego para Scaloni.