Este jueves se conoció la resolución del juez del Primer Juzgado Correccional, que investigó la denuncia que realizó Claudia Vázquez. El empresario radial, además no podrá acercarse a víctima y fue embargado por 100.000 pesos. Seguirá libre.

Pese a los intentos por desprestigiar a la víctima, de ocultarse varios días para no ser detenido tras la denuncia, y de contar con algunos privilegios a la hora de presentarse a declarar ante el juez, el empresario radial, Rodolfo Wilson Ridao (57) no pudo salvarse del procesamiento por las lesiones leves agravadas por violencia de género y amenazas en perjuicio de la locutora Claudia Alejandra Vázquez.

El juez del Primer Juzgado Correccional, Matías Parrón, resolvió, de acuerdo a todas las pruebas y testimonios reunidos en la causa, procesar al denunciado por todos aquellos delitos sin prisión preventiva, mantener las medidas cautelares impuestas como la prohibición de acercarse a menos de 300 metros de la víctima y también trabarle un embargo por 100.000 pesos sobre los bienes propios del imputado.

Ridao seguirá libre mientras el proceso judicial continúa pues ahora su abogado apelaría este fallo ya que para esta parte, solo hubo “un exceso verbal” por parte del ahora procesado y que todo esto respondió a “un plan armado” por la locutora. Ridao seguirá gozando de su libertad, ya que en la resolución, el juez contempló que “por la naturaleza de la causa, los antecedentes, personalidad y la carencia de condena en su contra, autorizan a presumir que en caso de sobrevenir sanción condenatoria, la misma sería de ejecución condicional por tanto se le concedió el beneficio”. El procesado obtuvo previamente la eximición de prisión.

El violento episodio ocurrió el pasado 24 de septiembre en el estudio de Radio Bohemia. El hombre irrumpió en el estudio donde Vázquez estaba saliendo al aire con su programa y comenzó a proferir insultos a los gritos y a tirar cosas al piso. Incluso llegaría a atacarla físicamente, según denunció ella en la Comisaría para la Mujer. Todo esto fue escuchado por algunos oyentes, que llamaron a la Policía.

Por su parte, la Dra. Fabiana Salinas, a cargo de la defensa de Vázquez, sostuvo que: “era algo que esperábamos porque todas las pruebas que se presentaron en Tribunales eras certeras, sólo había que esperar que analicen cada una de ellas. Ahora hay otros cargos delicados en contra del acusado que se siguen investigando desde la justicia”.
A su vez, la locutora dijo en diáogo con Diario El Zonda que: “Se esta haciendo justicia, la Dios y la del hombre. Dios no me suelta la mano. Vamos a seguir por las injurias que ha hecho contra mí”.

El audio que todos escucharon
El juez Matias Parrón merituó toda las pruebas aportadas (informes médicos, psicológicos, fotografías, testimonios y videos), para arribar al procesamiento del empresario radial.
Así, se supo que en su resolución el magistrado expresó que: “el contexto en que se dan los hechos, considero que los audios aportados por la denunciante a la causa, son una prueba contundente de la amenazas y de la agresión física efectuada por Ridao contra Vázquez. Ello es así, ya que el valor probatorio de los mismos surge porque su contenido es corroborado por los testigos, Marún (un oyente), Montaña ( un empleado de la radio) y Molina (una periodista que declaró como testigo).

Ese audio no soló salió al aire mientras la locutora era agredida violentamente, sino que también se viralizó rápidamente por las redes sociales. A tal punto que el caso alcanzó una gran repercusión nacional y se difundió por varios medios de comunicación del país.