Este domingo, a eso de las 5.30, un hombre, identificado por fuentes judiciales como Claudio Alexander Quiroga, intentó apoderarse de 12 piezas de queso tipo barra de 4 kilos cada una valuadas en 1.000 pesos y fue detenido.

El hecho ocurrió en un establecimiento rural del departamento San Martín. Para hacerlo Quiroga apagó la térmica a los fines de impedir la grabación de las cámaras de seguridad y cargó el botín en una bolsa siendo observado su accionar por el propietario del establecimiento que se encontraba en una vivienda contigua a la cámara de frío.

Al salir, Quiroga emprendió la fuga no logrando escapar ya que fue alcanzado por el dueño y para su sorpresa en ese momento este reconoció a Quiroga que es empleado suyo. El damnificado le dio aviso a la Policía y Quiroga quedó a disposición de Flagrancia.