Potencias involucradas en Libia acuerdan alto al fuego

HISTÓRICO

195

Los aliados internacionales del Gobierno libio respaldado por la ONU y de las fuerzas rebeldes acordaron este domingo hacer efectivo el alto el fuego iniciado hace una semana y el embargo de armas decretado por Naciones Unidas en Libia, según el diario alemán “Süddeutsche Zeitung”.
La conferencia tuvo un carácter inédito, reunió por primera vez tras años de conflicto armado a todos los actores nacionales e internacionales involucrados.
Acudieron la canciller alemana, Ángela Merkel, el Presidente francés, Emmanuel Macron; el ruso, Vladímir Putin; el turco, Recep Tayyip Erdogan; el primer ministro italiano, Giuseppe Conte, y el británico, Boris Johnson, así como el secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, y el Presidente egipcio, Abdelfatah al Sisi.
La canciller alemana Ángela Merkel recalcó que a su juicio, “no hay posibilidad para una solución militar, necesitamos una solución política”.
Merkel recalcó que el embargo de armas debe ser “fuertemente controlado” para su cumplimiento y que el conjunto de este acuerdo, debe ser ahora aprobado por el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.
Las naciones, que participan en la conferencia en Berlín han prometido dejar de suministrar armas a las partes en guerra mientras siga vigente la tregua actual, explicó la canciller alemana tras la sesión de negociaciones.
“Acordamos un plan integral hacia el futuro”, expresó Merkel. “Puedo decir que todos los participantes trabajaron juntos de manera constructiva”. El Alto Representante de la Unión Europea para Política Exterior, Josep Borrell, ha abogado hoy por una mayor participación de Europa en la aplicación del embargo para fomentar una salida negociada y política al conflicto.
“Creo que los europeos deben estar firmemente comprometidos, mucho más que hasta ahora, para controlar el embargo de armas. No puedes esperar que el alto el fuego (…) dure si no hay un control en el flujo de armas hacia Libia”, señaló Borrell desde Berlín, donde participó en la conferencia de paz sobre Libia.
Además del alto el fuego, el otro gran objetivo de la cita de la capital alemana y que se logró, fue el compromiso para que se cumpla el embargo de armas impuesto por la ONU al país africano que data de 2011, y que ha sido ineficaz hasta el momento.