Por el protocolo esperan más pedidos de refacciones en escuelas

VUELTA A CLASES

279

Actualmente la dirección de Obras Menores del Ministerio de Infraestructura atiende unos 300 reclamos de directivos sobre problemas en los edificios escolares. La mayoría corresponden a actos de vandalismo en luminarias o instalaciones eléctricas. Llevan invertidos más de 400 mil pesos.

Con miras al reinicio de las actividades escolares el próximo mes, la dirección de Mantenimiento y Obras Menores del Ministerio de Infraestructura trabaja en los reclamos de los directivos para dejar en optimas condiciones los establecimientos escolares. En este sentido el ingeniero Marcelo Mattar a cargo de la repartición indicó que seguramente aumentarán los pedidos cuando se finalice de definir el protocolo para el regreso a clases. “Va a tener que ver también con el protocolo Covid- 19 que se implemente y con lo que las directoras crean que es necesario en su establecimiento para poder implementarlo. Estaremos preparados para eso.
Esta dirección se encarga del mantenimiento de los establecimientos educativos siempre estamos al servicio del ministerio para lo que crean que debemos ayudar”, destacó Mattar.
Asimismo detalló que están atendiendo unos 300 reclamos de los directivos que les hicieron llegar desde el Ministerio de Educación para unos 220 o 230 establecimientos de la provincia.
“Estamos trabajando en un nuevo alistamiento para el reinicio del ciclo lectivo enfocados mucho en los reclamos directos que hacen las directoras de las escuelas al ministerio de Educación y ellos son los que se encargan de transmitirnos los reclamos”, agregó el funcionario en una entrevista en Canal 35.
“Estamos trabajando de una manera distinta a lo que realizamos en el receso estival donde hacemos un relevamiento completo de los establecimientos de una manera dual. Una parte de las obras se actúan por contratación con empresas privadas y otra por
administración.
Pero ahora porque se actúa por reclamo puntual hacemos todo por administración donde tenemos un gran avance”, añadió.
Mattar indicó que seguramente los reclamos “van a seguir sucediéndose ya cuando los edificios comiencen a usarse. Pero las de ahora son obras menores que no demandan mucho tiempo de ejecución y creemos que vamos a llegar con los plazos”.

Los reclamos más comunes
Mattar destacó que seguramente la provisión de agua será uno de los temas más fuertes en los que se deberá trabajar para garantizar el servicio y la higiene en los establecimientos educativos. “Hay muchos lugares donde la presión de la red es insuficiente y por eso los tanques se rellenen durante la noche donde hay más presión y nosotros desde la dirección con camiones tanques dotamos de agua potable para higiene y no para consumo y hacemos el apoyo en ese sentido”, aseguró Mattar.
Sobre los temas que vienen trabajando en estos momentos, indicó que “muchos reclamos tienen que ver con la parte eléctrica, reposición de luminarias y ventiladores que han sido parte del vandalismo y otros tantos con la parte sanitaria. Por ejemplo muchas bombas al no estar en trabajo continuo o normal muchas veces se pegan y hay que ir a hacer un mantenimiento específico y generalmente esos han sido los problemas más importantes. Los que principalmente tienen que ver con la infraestructura edilicia generalmente se dejan para el periodo estival”.
“Muchas veces hay un mismo establecimientos en donde se registran varios reclamos que tienen que ver con la parte eléctrica y otro con reposiciones por eso la estadística se lleva por la cantidad de reclamos que sobre la cantidad de establecimientos”, aseguró .
Mattar destacó que “el mantenimiento es fundamental para una buena condición de higiene sanitaria en las escuelas pero lo es también para tener en optimas condiciones las conexiones eléctricas y para paliar el frío en el caso de los vidrios y carpinterías y en esos temas estamos abocados.

Más casos de vandalismo
Mattar destacó que “en los arreglos que deben realizar en las escuelas hubo más casos de los habituales por incidencia del vandalismo en las escuelas. Sobre todo tienen que ver con rotura de vidrios luminarias y ventiladores”.
Sobre este tema en particular indicó que “no hemos tenido muchos reclamos en los departamentos alejados pero si en los departamentos Rawson, Chimbas y Capital”.
“Este tema nos perjudica la ecuación económica que teníamos para el mantenimiento que cada establecimiento necesita pero en condición de mejorar esto nos vuelve para atrás.
Hasta el momento se deben haber gastado cerca de $ 300 mil en los arreglos menores”, concluyó Mattar.