Podría llegar a $70 la nafta una vez que finalice el congelamiento de precios

Análisis

64

El 13 de noviembre vence el alcance del decreto 566. Especialistas creen que un nuevo Gobierno deberá imponer forzosamente controles y regulaciones a las petroleras, en base al dólar futuro.

El docente de la UBA y economista Fabián Medina, analizó qué puede suceder el 13 de noviembre cuando venza el alcance del decreto 566. Sostuvo que un nuevo Gobierno deberá imponer forzosamente controles y regulaciones a las petroleras.

“Si hacemos una ecuación del promedio actual de cada producto, de 50 pesos la nafta Premium, 44 la nafta súper, gasoil Premium 48 y 41 el grado dos, con un acumulado al 9 de agosto del 8 por ciento de devaluación atrasada, a la que se suma una segunda depreciación de un 25 mínimo, llegamos a un 40 por ciento por lo menos de aumento que no se aplicó hasta hoy”, explicó al sitio especializado de la cámara de expendores el Economista Fabián Medina.

De este modo, el litro de la nafta de mayor calidad podría escalar hasta 70 pesos y el de diésel a 67, según evalúa el especialista.

El también Docente de la UBA agregó que el 13 de noviembre cuando finalice el congelamiento, las compañías podrían perfectamente subir los valores de una sola vez porque se puede hacer sin ningún reparo tal como habilita la normativa vigente.

Así las cosas, Medina advirtió que “tal cual está la economía nacional, no me cabe ninguna duda que de triunfar Alberto Fernández, deberá imponer un precio regulado a las naftas, como única manera de evitar una arremetida contra los bolsillos de los consumidores.”

Por otra parte, los datos de consumo comenzar a reflejar un repunte después de la fuerte caída en las ventas registrado desde 2016. La mayor demanda del sector agrícola revirtió la tendencia declinante que venía experimentando el consumo de naftas y gasoil en las Estaciones de Servicio. También se moderó la caída del diésel Premium.
Por una cuestión de precios, nuevamente los consumidores prefirieron los productos tradicionales sobre los Premium.

El consumo de combustibles al público se incrementó en julio 0.5 por ciento respecto al mismo mes del año anterior, según informó la Secretaría de Energía de la Nación. Si bien la cifra no representa un repunte en términos absolutos, puede considerarse una buena noticia si se tiene en cuenta el contexto económico adverso que atraviesa nuestro país. Pero lo sucedido en julio podría interpretarse como una moderación en la tendencia declinante.