El defensor volvió a practicar de manera diferenciada y es muy difícil que llegue al partido ante Racing. La idea de Gallardo es juegue ante Cerro Porteño. Además, Pratto está en duda y Ponzio sigue con molestias.

Entre algododes. El defensor Javier Pinola se entrenó nuevamente ayer de manera diferenciada y lo más probable es que no juegue frente a Racing, el sábado desde las 20 en el Cilindro de Avellaneda.

El defensor dejó atrás una lesión en el isquiotibial derecho y no sería arriesgado ante la Academia, el equipo de Coudet.

La idea de Marcelo Gallardo es tenerlo en óptimas condiciones para el choque con Cerro Porteño, el jueves 22 de agosto a las 19.15 en el Monumental, por la ida de los cuartos de final de la Copa Libertadores. Lo mismo ocurre con Lucas Pratto, quien sería preservado para el certamen continental.

La situación de Leonardo Ponzio es distinta, ya que continúa con dolencias en el aductor derecho y todavía no recibió el alta médica. El cuerpo médico buscará que llegué al duelo contra los paraguayos, aunque dependerá de la evolución y cómo trabaje durante la semana.

Si bien todavía faltan algunos días, el Muñeco tendría pensado el siguiente equipo para el sábado: Franco Armani; Gonzalo Montiel, Lucas Martínez Quarta, Robert Rojas, Milton Casco; Ignacio Fernández, Enzo Pérez, Jorge Carrascal, Exequiel Palacios; Matías Suárez y Rafael Santos Borré o Pratto.