La Conferencia Episcopal celebró la numerosa participación de los comicios aunque pidió “privilegiar a los más pobres”.

La Conferencia Episcopal Argentina (CEA) valoró la “numerosa participación” de la sociedad argentina en las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO) del domingo pasado y destacó que se hayan desarrollado “en paz y sin contratiempos”.
“Esperamos que esa actitud ejemplar se refleje ahora en todos los sectores de la comunidad nacional”, expresaron en el marco de la 182° reunión de obispos, que se realizó durante la mañana de ayer. “Se trata especialmente de cuidar el bien común ‘privilegiando a los pobres’, que son los que más sufren”, agregó.
La CEA envió un mensaje conciliador después de días de nerviosismo en la Casa Rosada y la oposición por la alta volatilidad financiera y la abrupta devaluación del peso, que se desencadenó tras el resultado de las PASO que dieron como vencedor al candidato del Frente de Todos, Alberto Fernández.
En ese marco, los religiosos ofrecieron sus oraciones de pastores e invitaron a las distintas parroquias y comunidades bajo su órbita a rezar la “Oración por la Patria”, que el Episcopado redactó en plena crisis de 2001-2002, cuando colapsó el modelo de convertibilidad.
Además del mensaje político, el encuentro trató sobre la continuidad en la elaboración del catecismo argentino, entre otros puntos de materia religiosa, y designó a Juan Pablo Tettamanti y al contador Oscar Gómez como los dos nuevos secretarios ejecutivos de la Comisión Permanente.
El cónclave católico se realizó en la sede episcopal del barrio porteño de Retiro, y contó con el protagonismo de monseñor Ramón Dus, arzobispo de Resistencia y presidente de la Comisión Episcopal de Catequesis y Pastoral Bíblica.
Allí, la veintena de obispos participantes definió también el temario de la próxima Asamblea Plenaria del Episcopado Argentino a realizarse en noviembre próximo.