El funcionario remarcó que estos visitantes fueron en el lapso de 36 meses. Afirmó que 96 mil personas hicieron las visitas guiadas.
De acuerdo a lo que explicó el director General del Teatro del Bicentenario “en 36 meses de vida han pasado por el Teatro del Bicentenario cerca de 300.000 mil sanjuaninos por las puertas del Teatro, de estos 96 mil han hecho las visitas guiadas y un tercio de ellos son estudiantes de escuelas primarias y secundarias”. Lo que marca una importante actividad en torno a todo lo que se hace desde este lugar.
El Teatro del Bicentenario en los tres años de vida se ha convertido en un polo de generación y producción cultural por demás importante, no solo para la provincia, sino también para la nación con repercusiones internacionales de gran relevancia.
En la institución tienen una mirada amplia que sobre todo se basa en la accesibilidad de las personas al teatro y sus producciones. Sostienen que cuando hay un cierre de este se producen elite que son negativas a la hora de poner en valor una institución.
Diario El Zonda, dialogó con el Director General del Teatro del Bicentenario, Eduardo Savastano sobre los logros conseguidos hasta el momento y el peso específico que tiene en este momento a la hora de hablar de la producción, generación y creación de cultura.
Cuando habla de la actual temporada sostiene que “ha sido muy intensa, esta temporada va marcando el camino que nos hemos trazado y que empezó en el 2017“. Es por esto que sostiene que uno de los objetivos principales es “lograr tener el teatro abierto el mayor tiempo posible y que le sea de utilidad a la gente”. Es por esto que la misión que tienen como institución es que “el Teatro del Bicentenario ayude a la provincia a convertirse en un polo de atracción cultural de la región, tenemos una visión continental de lo que deberíamos lograr los sanjuaninos con el teatro”.
En este contexto es que se proponen tres objetivos principales que tienen que ver con “la calidad, la diversidad y la posibilidad de incorporar la mayor cantidad artistas sanjuaninos en su programación”. El segundo eje de trabajo “tiene que ver con nuestra área de formación que ayuda a generar disciplinas en diferentes rubros como el teatro, la danza, la actuación y también el trabajo tras escena como oficios y profesiones que están relacionadas con la actividad”. En tanto que el tercer punto de trabajo tiene que ver con las relaciones institucionales con la comunidad. “En esto tenemos un sólido programa que tiene que ver como el teatro se presenta, se ofrece a la comunidad para que lo visite, lo conozca, lo entienda y participe”.
Es por ello que dentro del esquema de trabajo del Teatro del Bicentenario se encuentran las visitas guiadas, que tienen distintas modalidades. Dentro de estas se encuentran las “que tenemos preparadas a los niños y jóvenes en acompañamiento con sus docentes”.
El teatro como tal ha tenido una gran actividad y hasta la actualidad ha realizado más de 350 funciones. También “hemos podido brindar más de 3.000 horas de formación en distintas disciplinas artísticas”. Es por esto que en este tiempo el Teatro del Bicentenario ha subscripto 14 convenios de colaboración y asistencia técnica internacionales, con distintos teatros y universidades de prestigio internacional”.
Además, dentro de los objetivos que tiene el teatro está el relacionamiento entre el sector público y el privado. “El sector privado ha entendido que tiene que colaborar y ser parte y es aquí donde las cosas se convierten en virtuosas. Si bien tenemos un presupuesto oficial que es de las arcas públicas, cerca del 20 por ciento de del presupuesto aportado por el sistema de sponsoreo, que son cerca de 35 empresas que apoyan económicamente al Teatro del Bicentenario y la cooperación internacional a través de subsidios y aportes que hacen los distintos países a través de sus embajadas a la producción y a la formación”.

Un teatro abierto
De acuerdo a lo que expresó Savastano, la administración del Teatro del Bicentenario, con su actividad constantemente está trabajando para romper el mito que la accesibilidad a este tipo de espacios es para una cultura de elite y para ello es imprescindible la labor de los medios de comunicación. “La cultura no tiene que ser una cosa que nos divida, nos tiene que unir”. Agregó que el preconcepto de la elite, “es algo que tal vez, el mundo cultural no ha sabido trabajar”, porque de alguna manera se aislaron y de esa forma “se cayó en el concepto de grupo y no para todos”.
El director general del Teatro afirma que “con el paso del tiempo nos hemos ido superando en muchas cosas, pero una que no hemos podido superar es el prejuicio. Los juicios son importantes, pero no los previos.

Las normas ISO
Para el funcionario, la certificación de ISO 9000 les sirvió para tener un objetivo en constante crecimiento. “Tener un proceso de trabajo que sea transversal a todas las necesidades del teatro fue muy eficiente”. Es por esto que sostiene que “la disciplina hace a la libertad. La disciplina de la administración da la libertad de diseñar y trabajar y tener un equipo sólido comprometido que está en condiciones de salir exitoso de los desafíos que nos vamos planteando”.
Savastano, sostiene que el crecimiento del Teatro del Bicentenario y su actividad van pasando “de acuerdo a lo que hemos planificado, que nos da la tranquilidad de saber que estamos trabajando bien”.
“Tener la certificación de las normas ISO, nos permite con certeza saber cuándo y dónde cometemos un error, corregirlo y no repartirlo. Este es un sistema que nos permite ver nuestras imperfecciones”, sostiene.
En ese sentido sostuvo que el 5 de diciembre el Teatro del Bicentenario tiene la auditoría de las normas ISO 9000. “Uno hace un esfuerzo para certificar pero tiene que mantener el sistema y todos los años tiene que volver a rendir examen”.

Los reconocimientos
En su actividad el Teatro del Bicentenario ha recibido importantes reconocimientos, tales como el Premio Provincial a la Calidad. “Los reconocimientos son el resultado de esta escalera ascendente y no son más que peldaños, acá no es importante el destino que nos hemos fijado, sino la solides que vamos haciendo en el camino”. “Los reconocimiento son una parte intermedia en la búsqueda de la excelencia para todas las partes interesadas, la comunidad, los artistas, los proveedores, la gente que trabaja en el teatro, la estructura de gobierno a la que pertenecemos, todas las partes que tienen intereses en la actividad del teatro”.
Es por esto que sostuvo que el reciente premio a la Calidad Institucional que recibieron de parte del gobierno de la provincia que “es otro eslabón más, ahora el horizonte se nos extiende. Lo lindo del horizonte es que cuando uno cree que llegó se aleja nuevamente. Por lo que el premio es un peldaño más de esta búsqueda de la excelencia”.
En cuanto a los premios y reconocimientos, que son correlativas “ahora iremos por el premio nacional a la calidad y luego por los premios internacionales”.

Capacitación interna
Savastano afirmó que “tenemos un continuo trabajo de capacitación para nuestro equipo de trabajo, en términos internacionales empresas como IBM, IPF tienen un promedio entre 80 y 100 horas anuales de capacitación para sus recursos humanos y nosotros estamos sobre las 200 horas anuales”.
Este tipo de capacitaciones hace que desde el Teatro del Bicentenario se puedan recibir a artistas de todo tipo y con cualquier equipamiento sin tener ninguna limitación.
Además se hacen formaciones en planes de contingencias, de evacuación, de RPB y “cosas que nos expanden el horizonte formativo. El equipo del Teatro del Bicentenario está en un pleno proceso de aprendizaje del idioma inglés y nosotros pretendemos que toda la comunicación del teatro sean en Ingles”.
Al profundizar en sus conceptos afirmó que “el equipo de trabajo está compuesto por 55 personas de planta permanente y 23 pasantes que vienen de la UNSJ. Estos últimos trabajan cuatro horas diarias. Son seleccionados, muy jóvenes, capaces y estamos muy orgullosos de ellos”. Los pasantes tienen en sus tareas la atención de la sala y las visitas guiadas. Agregó que el promedio de edad de los trabajadores tiene 35 años y el 57 por ciento tiene formación superior. “Tenemos el orgullo de decir que las dos personas que teníamos con el secundario incompleto están con el plan FINEs terminando su formación. En el Teatro del Bicentenario todos tienen que tener una formación superior”.