En su retorno decidió cerrar la investigación contra Cristina Kirchner por el hallazgo en su domicilio de documentos históricos en su casa.

El juez federal Claudio Bonadio regresó a la actividad laboral y retomó el control de su juzgado en los tribunales de Comodoro Py, tras varias semanas de licencia que había solicitado por cuestiones de salud. Bonadio llegó pocos minutos después de las 8:00 junto con su custodia y evitó hacer declaraciones a la prensa.

El magistrado había solicitado inicialmente licencia entre el 1 y el 15 de mayo pasado y luego extendió la misma hasta el 22, tal cual lo comunicó al presidente de la Cámara Federal, Martín Irurzun. Su retorno estuvo marcado con la decisión de cerrar la investigación contra la ex presidenta Cristina Kirchner por el hallazgo en su domicilio de documentos históricos del general José de San Martín y el ex mandatario Hipólito Yrigoyen y enviar el expediente al fiscal para que tramite la elevación a juicio.

Durante su licencia, Bonadio fue reemplazado por su par Ariel Lijo quien estuvo firmando en las tres semanas que aquel estuvo ausente.