Destacó que las medidas del gobierno local “son muy buenas” pero advirtió que es una crisis sin precedentes.

El presidente de la Federación Económica de San Juan, Dino Minozzi advirtió sobre la difícil situación que atraviesa el sector productivo en la provincia producto de esta cuarentena obligatoria en el país y de la crisis que se vive a nivel mundial por efecto del coronavirus. En este sentido recalcó que la cadena de pagos y sobre todo el pago de sueldos se verán resentidos en las empresas locales.
“El daño económico de una situación como esta es impredecible. Hay incertidumbre sobre que pasará con el consumo ya que ahora la gente se vuelca a productos de primera necesidad y por ende se paralizan las demás actividades”, indicó y a modo de ejemplo dijo “¿quien va a ir a comprar un auto en estas circunstancias?”.
“Es una situación imprevista que no tiene precedentes para nosotros y no hay receta de como salimos de esta”, añadió.
Además el empresario recalcó que el pago de sueldos es una de las urgencias del sector . “La crisis va a ser dura y no sabemos cuando se terminarán de ver los efectos. No termina con el pago de sueldos de marzo. Ahí va a empezar. El pago de esos sueldos se hará con lo que se vino trabajando y algún esfuerzo del empresario. La gente terminara cobrándolo el tema será después”, comentó Minozzi.
“Hay muchas empresas que ya no venían pagando en tiempo y abonando en cuotas o semanalmente completando el salario en un lapso de tiempo determinado. Ahora creo que es una modalidad que se va a imponer y no todos los sueldos se podrán pagar del 1 al 10 y el resto de los meses no se sabe que pasara”, agregó el empresario.
Para el titular de la entidad empresaria las medidas anunciadas ayer por el gobernador Sergio Uñac son “muy buenas”.
Sin embargo indicó “esta es una crisis sin precedentes y habrá que ver como evoluciona la economía, para poder cuidar la actividad productiva u contener a los más vulnerables”.

Panorama poco alentador
Para Minozzi “hay gran preocupación porque lo que se está gestando en la Argentina tiene más cara de pasar a un sistema de alta inflación o hiper que va a agravar mucho más las cosas porque ya veníamos de una crisis”.
“Si bien hoy se vuelcan muchos recursos al mercado la gente va a terminar comprando dólares entonces esa es la preocupación y la otra es que hay otros sectores que serán muy difíciles de reactivar. El turismo pasará una crisis aguda, el resto de las empresas de servicios se están activando algunas textiles supermercados y de servicios de índole sanitaria pero el resto está totalmente parado”, comentó.