La CGT sumó en las últimas horas nuevos apoyos al paro general del 29M. De los kioskeros al “triunvirato piquetero”; de los empresarios pymes al Fresimona; de los transportes a la actividad comercial y gubernamental.

La Unión Kiosqueros del República Argentina (UKRA) informó que no cargará el martes ni el miércoles próximo las tarjetas de transporte público SUBE, Red Bus (Córdoba) y MOVI (Rosario). “Pedimos que la recarga de trasporte público sea una política de Estado y que el Banco Nación o los bancos provinciales sean los administradores del crédito, brindando a los titulares de los kioscos una cuenta sin costo de mantenimiento para que tengamos una rentabilidad del 10% en cada recarga de transporte y telefonía móvil”, indicó UKRA en un comunicado recibido por ámbito.com. En la actualidad, por cada carga la rentabilidad es de apenas 1%.

Esta será la sexta medida de fuerza a nivel nacional contra Cambiemos si se tiene en cuenta el paro del 30 de abril pasado, que no contó con la convocatoria oficial del Consejo Directivo del CGT. Sin el 30A, será el quinto paro general contra Mauricio Macri.

El sistema de salud atentará guardias mínimas, la mayoría de los supermercados y comercios no levantarán sus persianas, lo mismo que los cafés, bares y restaurantes. No habrá atención en bancos, estaciones de servicio, lugares de esparcimiento y entretenimiento ni organismos oficiales.