El piloto sanjuanino de apenas de 16 años cumplirá el sueño de correr el Campeonato Italiano de Motociclismo de Velocidad. La primera fecha será el 25 y 26 de abril. “Es un sueño echo realidad para mí”, sostuvo el pibe que el año pasado tuvo una gran actuación en el GP3 de Las Américas en el Villicum.

Todavía no cae. Se le llenan los ojos de lágrimas. Le cuesta expresarse ante los micrófonos por la emoción que siente por dentro. “Sueño ser como Márquez y Rossi”, aventura.

Es que el piloto sanjuanino de 16 años Nicolás García está por dar un salto gigante en su trayectoria. De correr en una 110 en la Rioja en sus comienzos a acelerar a fondo en una 400 en Italia.

Esta temporada correrá en el Campeonato Italiano de Motociclismo de Velocidad, será el primer corredor local en acelerar en dicha categoría. Lo hará a bordo de una Kawasaki Ninja 400 en la clase SuperSport 300 y bajo la estructura del PA.SA.MA Racing Team.

Ayer en Moto Lucero se realizó la conferencia de prensa para presentar este nuevo desafío.
En su corta carrera de dos años tuvo actuaciones destacadas que lo ayudaron a dar este salto:

Empezó acelerando en Chile, donde hay un nivel superior que en Argentina. Luego incursionó en el GP3 de Las Américas y el año pasado salió campeón de la categoría Promocional. Ese título fue clave para dar el salto.

“Es un sueño echo realidad”, fueron las primeras palabras de Nico, que será el primer corredor local en vivir una experiencia de tamaña dimensión.

La primera fecha será el 25 y 26 de abril, pero antes el 10 de marzo el pibe maravilla viajará a Bolonia (Italia) para empezar a practicar y probar la Kawasaki.

De inmediato se pondrá en contacto con nutricionista y psicólogo. Concurrirá a un gimnasio para estar en óptimas condiciones físicas y a su vez contará con un entrenador físico personal para ir cumpliendo metas en ese aspecto; también tomará clases de inglés. Para entrar en ritmo, va a entrenar en un kartódromo con “pit bikes”, que son motos de menor cilindrada para trabajar en técnicas. Además, estará la posibilidad de entrenar con las motos de carrera, una vez a la semana, también en circuitos de karting.

A principios de marzo se va a realizar un test en el circuito de Misano, con la idea de familiarizarse con el trazado, ya que ése, será el escenario de la primera competencia de la temporada. La intención es poner a punto la moto y dejarla en condiciones, pensando que a fines de abril será la primera carrera de la categoría.

“Todo este proyecto es satisfactorio y conmovedor, un pibe que en 2017 empezó corriendo con una moto 110, nunca iba a imaginar que tuviera esta posibilidad que me enorgullece mucho. También me da mucho alago por todas las empresas que confían en mí. Esto surge a raíz del campeonato de Chile que corrí, el GP3 de Las Américas que es una carrera telonera muy importante. Todo el año pasado hice una buena letra, porque quedé seleccionado en la copa Italika América. Además salí campeón en la GP3 Promocional y tengo dos GP3 de Las Américas, en Las Termas y el Villicum. La última actuación en el Vilicum fue clave para dar este salto”, comenzó diciendo el pibe maravilla mientras los flashes de las cámaras no dejaban de iluminar su rostro en una noche inolvidable.

“La verdad que siempre estuve a la expectativa de dar un salto así. La vez que salgo a una tanda siempre busco aprender de pilotaje y sobre la moto. Todo esto es fruto de todo el esfuerzo que hacemos mi familia, mi jefe de equipo Dángelo. Él me abrió las puertas para tener contacto con equipos europeos. Además quiero agradecer a la Secretaria de Deportes que sin el apoyo de ellos esto sería difícil”, cerró.

Con 16 años en América es un piloto joven, pero para los “europeos soy viejito. Ellos empiezan a correr a los cuatro años. Los dos primeros años serán para adaptarme y el tercero para intentar meterme a una categoría mundial”, cerró el pibe maravilla que se atrevió a dar un salto gigante en Europa.