Así lo informó después de que la Comisión Europea haya pedido a las plataformas digitales ayuda para evitar que la red se sature.
El coronavirus Covid-19 ha disparado el tráfico de internet, lo que ha desatado una tormenta de incertidumbre en las empresas tecnológicas y empresas energéticas para hacer frente a la demanda. Ante el riesgo de colapso de la infraestructura de red, Netflix se ha plegado a las peticiones de la Unión Europea y ha anunciado que reducirá la calidad de las reproducciones en Europa durante treinta días.
Tras una negociación con el comisario de Mercado Interior, Thierry Breton, durante los últimos días, la multinacional estadounidense ha decidido empezar a reducir la velocidad de los bits de su contenido multimedia para descongestionar al ancho de banda europeo. «Dados los excepcionales desafíos del coronavirus, Netflix ha decidido empezar a reducir la velocidad de los bits en todas nuestras reproducciones en streaming en Europa durante 30 días. Estimamos que esto reducirá el tráfico de Netflix en las redes europeas en aproximadamente un 25 %, al mismo tiempo que se garantiza un servicio de buena calidad para nuestros miembros», explican en un comunicado fuentes de la empresa.
La Comisión Europea ha pedido a las plataformas digitales como Netflix o HBO ayuda para evitar la saturación de la red en estos momentos de confinamiento de millones de personas. Un momento de alto consumo de servicios de teletrabajo, educación a distancia y ocio electrónico. Aunque esta medida empezará en breve, la multinacional estadounidense no ha aclarado si se ajustarán las tarifas de precios de los suscriptores a los planes con calidad 4K. La consecuencia será que las imágenes recibidas por los usuarios se apreciarán con menor detalle.