La niña fue abusada sexualmente y la Justicia ya detuvo al sospechoso. Los padres solicitaron la intervención quirúrgica. Este es el tercer caso registrado en la provincia.

Un nuevo caso de interrupción legal de embarazo se registró en San Juan. Esta vez, una menor de 12 años que quedó embarazada tras un abuso sexual fue sometida a la intervención quirúrgica para impedir la gestación.
La práctica médica se realizó el pasado viernes y se concretó en el Hospital Rawson.
Los padres de la niña solicitaron la interrupción y por eso se preparó todo para la realización en el nosocomio, confirmaron desde Salud Pública.

La nena de 12 años permanece bajo la atenta mirada de los médicos y se encuentra “en perfecto estado de salud” cumpliendo con todos los protocolos de contención establecidos para estos casos, explicaron las fuentes. Así las cosas, se trata del tercer caso de este tipo en la provincia en el último año.
Este caso es el tercero que se registró en la provincia. Trascendió que el día que se realizaría el aborto legal a este menor, una agrupación provida presentó un recurso de amparo para evitarlo pero fue rechazado por la Justicia.

La nena ya tenía dos meses de gestación al momento de la interrupción. Así es que como la investigación continúa, se solicitó que se reservara material extraída para los análisis correspondientes que luego serán parte de las pruebas que se anexarán a la causa.

Apenas, los padres de la victima radicaron la denuncia en el Centro de Abordaje Integral de Niños Víctimas ANIVI, el sospechoso, que sería un hombre de 30 años, fue detenido. También se internó a la pequeña para constatar el embarazo e iniciar estudios médicos para descartar o no el contagio de alguna enfermedad de transmisión sexual.