El reconocido cineasta tenía 93 años. Y había sido internado semanas atrás en el CEMIC por una fractura de cadera, pero su salud fue desmejorando por una neumonía.

José Martínez Suárez murió este sábado 17 a los 93 años. El reconocido director de cine, hermano mayor de las gemelas Mirtha y Goldie Legrand, había sido hospitalizado a raíz de una rotura de cadera, consecuencia de un accidente doméstico. Pero con el correr de los días su estado se agravó por un virus intrahospitalario, que le provocó una neumonía. Si bien los profesionales en un primer momento lograron estabilizarlo, el cuadro se complicó hasta llegar a este doloroso final. Mirtha y Goldie lo visitaron todos los días durante su internación. Apesadumbrada, la diva había dicho en su programa: “Mi hermano está con un tema de salud que me tiene muy preocupada. Tengo la fe de que va a estar bien, pero me tiene preocupada”.

Por su parte, Marcela Tinayre, sobrina de Josecito -como lo llamaban todos- le había contado a Teleshow: “En la familia estamos pendiente de la situación, y en especial mamá, que está inquieta por su salud”. Si bien la mayoría lo vincula directamente con la gran dama de los almuerzos, Martínez Suárez era mucho más que el hermano de Mirtha Legrand: en el mundo del cine su palabra era respetada y admirada. Maestro de todo aquel que quisiera ser un guionista exquisito, el director del Festival de Cine de Mar del Plata fue, sobre todo, una persona noble.

La memoria de un hombre de cine
Un adolescente espera en la portería de los estudios de cine Lumiton. Sus hermanas filman una película y debe esperarlas. En un descuido se mete en lo que parece ser un galpón pero en realidad es un set de filmación y queda deslumbrado no por lo que pasa delante de las cámaras sino detrás de ellas. Mira el trabajo de los escenógrafos, los iluminadores y sobre todo el director. Todos los días que quedan del rodaje logra colarse, y se queda observando hasta que alguien le pide que le alcance algo y de pronto se encuentra -casi sin darse cuenta- trabajando en el mismo lugar que sus hermanas pero desde un sitio absolutamente distinto.

Sus hermanas son las mellizas Legrand y comienzan a ser exitosas; él prefiere el detrás de escena: a partir de ese momento José Martínez Suárez construirá una de las trayectorias más emblemáticas y admiradas del cine nacional.
“Cuando entré en Lumiton era una especie de universidad. La persona mayor enseñaba a los pibes, cosa por cosa; nadie se guardaba nada. De ahí salieron iluminadores, camarógrafos, directores, guionistas. Fue mi segundo hogar”, relató alguna vez en Anfibia, la publicación de la Universidad de San Martín. “Era un placer trabajar allí porque uno iba rotando los cargos. Por ahí estaba en el laboratorio, por ahí estaba en la administración, por ahí estaba de ayudante de dirección, por ahí estaba como ayudante de producción, por ahí como ayudante de cameraman.