El delincuente actuaba junto a un cómplice. En uno de los hechos arrastró a una mujer para robarle la cartera.

Este martes en el fuero de Flagrancia, el juez condenó a cumplir 4 años de prisión a Gabriel Omar Oviedo, un peligroso sujeto que realizaba violentos arrebatos junto a un cómplice. Este joven fue trasladado al Servicio Penitenciario tras recibir la pena por perpetrar dos robos simple s en concurso real, informaron desde el Ministerio Público Fiscal.

El pasado 10 de Julio, alrededor de las 19.30 y 20.40 aproximadamente, Oviedo Castro en compañía de otro sujeto (prófugo) se apoderaron mediante forcejeos de una cartera de una mujer en el Barrio Santa Teresita.

Los individuos se movilizaban en una moto y el modus operandi era mientras uno arrebataba, el otro aguardaba a bordo del vehículo. Luego se dieron a la fuga con los efectos en su poder para continuar el raid delictivo hasta encontrar la próxima víctima. En ese caso la mujer bajó del colectivo y cuando caminaba a su casa en Triunvirato y Brasil fue salvajemente atacada con idéntica modalidad que la anterior provocándole lesiones tras el forcejeo y arrastrarla por la calle dado que ella se resistía a soltar su cartera. Debido a las heridas debió ser derivada al Hospital Rawson.

En este último hecho fueron sorprendidos los arrebatadores por personal policial de la Sección Homicidios que circunstancialmente pasaba por el lugar en movilidad policial y al percatarse de lo que habia sucedido persiguieron a los malvivientes mientras daban aviso por equipo de comunicación para auxiliar a la víctima.

Durante la persecución el acompañante descendió de la moto perdiéndose de vista por lo que siguieron tras Oviedo hasta que otro móvil policial de la División Búsqueda y Rescate de Personas enterado del hecho se unió a esta persecución impactando el motorista. Oviedo cayó de la moto y corrió hasta que los uniformados le dieron alcance.
Finalmente los efectos que fueron descartados en diversos lugares del recorrido fueron encontrados por personal policial de otras dependencias. Así fue que Oviedo perdió la libertad.