Sostuvo: “me animo a decir que se produce una fricción”, por el proyecto de ley que impulsará el presidente electo.

Tras las declaraciones del presidente electo, Alberto Fernández, que impulsará un proyecto de ley para la legalización del aborto, Monseñor Jorge Lozano remarcó la posición en contra de esta medida que tiene la Iglesia. “A mi me ha sorprendido porque el mismo Alberto Fernández durante la campaña había dicho que el aborto no estaba entre sus prioridades de gestión y que como era un tema que dividía mucho a los argentinos y el quería apuntar a la igualdad nacional, no era un tema que iba a tratar ahora”. En ese sentido afirmó que “lo primero que me ocurrió es sorpresa por la contradición a tan poquito tiempo porque no hace más de dos meses que había afirmado lo contrario”.
Sobre el planteo del proyecto de ley en favor del aborto, el obispo afirmó que “yo me animo a decir que se produce una fricción. Lo mismo que en el plano de la droga hay anuncios que tienen más que ver con frases o expresiones que hay que ver después en concreto a que se refiere el presidente electo, cuando habla de este tema”.
Agregó que “la iglesia tiene una posición muy clara respecto a la defensa de las dos vidas y también la necesidad de fortalecer las políticas públicas de la salud, en orden de fortalecer el cuidado de la mujer durante el embarazo, porque ese es el mayor número de muertes que hay en la Argentina, que las mujeres no pueden acceder a los centros de salud, no se cuidan adecuadamente, la mayoría de las mujeres no tiene cuidados y estudios médicos durante el embarazo”.
A su vez remarcó que “se tiene que tener en cuenta a la educación, que tiene que ver con las políticas preventivas”.
El panorama del Senado a partir del 10 de diciembre en lo que respecta a un nuevo debate sobre la legalización del aborto se presenta muy similar al de 2018, cuando se rechazó el proyecto, aunque la diferencia entre los que están a favor y los que están en contra sería menor.
Si los senadores que participaron de esa sesión y continuarán en la Cámara el año próximo repitieran su voto y si se proyectan las definiciones que ya adelantaron algunos de los que entrarán el 10 de diciembre, se pueden contar unos 33 votos a favor y 35 en contra, mientras que cuatro se mantienen indefinidos, entre los cuales Lucila Crexell, que se abstuvo. Roberto Mirabella, se reunió con “Rafaelinos por la Vida”.